Por primera vez podrán entrar algunos turistas a Arabia Saudita

 29-09-2019
Camila González

 

   

 

Arabia Saudita ha decidido abrir sus puertas, por primera, a los visitantes de 49 países. Esta resolución forma parte de una iniciativa que busca aminorar la dependencia del país a la economía basada en el petróleo.

El sistema de permisos de entrada consiste en la emisión de visados electrónicos. Además, el gobierno saudita también ha mencionado que dejará de ser necesario que las mujeres visitantes usen la abaya (túnica distintiva), prenda obligatoria para las nativas sauditas cuando están en público.

Se les pedirá a las turistas que vistan de forma discreta, pero ahora, por primera vez, las mujeres podrán viajar solas a este territorio y no requerirán de la compañía de un hombre.

Hasta el momento, las visas eran restringidas para visitas de empresarios, trabajadores y peregrinos. Por eso, bien lo ha expresado el ministro de Turismo, Ahmad al-Khateeb, constituye un momento histórico para el país saudita.

Todas estas medidas turísticas conforman el plan de reforma económica del príncipe Mohammed bi Salman, para combatir la inestabilidad por la dependencia petrolera.

Las expectativas de este gobierno árabe consisten en que la industria del turismo logre atraer la inversión extranjera, cuyo aporte al PBI aspira un aumento de 3 a 10% para 2030. La idea es incrementar las visitas a 100 millones al año y crear cerca de un millón de empleos para este sector.

Ahmad al-Khateeb ha señalado: "Los visitantes se sorprenderán por los muchos tesoros que tenemos para compartir. Contamos con cinco lugares que son Patrimonio Mundial de la Unesco, una cultura local vibrante y gran belleza natural".

De todos modos, continuará siendo prohibida la entrada a ciudades santas como La Meca y Medina para los no musulmanes. En 2018 empezaron a construir la denominada "ciudad de entretenimiento" de Qiddiya, cerca de Riad, que ofrecerá a parques temáticos, un safari y deportes de motor.

En 2017, el país saudita informó a la opinión pública acerca de sus planes de desarrollo turístico para convertir en resorts de lujo, al menos 50 islas y otros destinos ubicados en las costas del Mar Rojo.

La mayoría de los países que podrán aplicar al visado son europeos, asiáticos e incluyen a Sudáfrica y Estados Unidos. En dicho listado no hay ninguno de Latinoamérica.

Este anuncio de Arabia Saudita de abrir, por primera vez, sus puertas a ciertos turistas coincide con los recientes ataques a las petroleras estatales, fuertes ofensivas contra activistas feministas por los derechos de las mujeres y las manchas en la reputación del príncipe gobernante heredero por violaciones a los derechos humanos.

DESCARGA LA NOTA  SÍGUENOS EN GOOGLE NEWS

 

-