Tensiones entre Estados Unidos y China favorecería exportaciones mexicanas

 07-08-2019
Emiliano Fuentes

 

   

 

Debido a las tensiones comerciales entre las dos economías más poderosas del mundo que amenazan a la economía global, México también podría sacar ventaja dada su relación diplomática con ambas naciones. Según datos del Banco de México (Banxico), la economía mexicana exportó 1,573 millones de dólares entre carne de cerdo (536 mdd) y carne bovina (1,073 mdd) en 2018 siendo de sus principales industrias exportadoras.

Cabe recordar que, durante la primera mitad del 2019, México se convirtió en el principal socio comercial de Estados Unidos, como reflejo de la intensificación en la guerra comercial, se relegó a China al segundo puesto. Las importaciones y exportaciones sumaron un valor de 308,886 millones de dólares a Estados Unidos, cifra 37,842 mdd superior que el intercambio entre China y Estados Unidos, según datos del Buró del Censo.

Otra ventaja para la economía mexicana es mantener una tendencia positiva en las ventas al mercado estadounidense, resultado opuesto con las exportaciones de Canadá a Estados Unidos, negativa en el primer semestre de 2019.

Respecto al comercio con China, una manera de capitalizar los beneficios indirectos que podría traer la guerra comercial con Estados Unidos, es aprovechar la demanda de carne de cerdo por parte del gigante asiático que ocupa el primer lugar en consumo de este tipo. Según datos de la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (Sagarpa), en 2017 México exportó 16,310 toneladas de carne fresca y derivados del cerdo. Además, en enero de 2018, el Departamento de Agricultura de Estados Unidos declaró a México libre de fiebre porcina clásica, situación óptima de cara a las exportaciones.

Para 2018, las exportaciones agroalimenticias mexicanas sumaron un valor de aduana de 35,000 mdd, incrementándose en un 6% con respecto a los datos de 2018. Por primera vez, México ocupa el décimo puesto entre las economías exportadoras de productos agroalimentarios, de acuerdo con datos de la Organización Mundial de Comercio (OMC) de 2018.

Se convierte en una oportunidad para la economía mexicana, la cancelación de una partida de 14,700 toneladas de carne porcina a enviar entre 2019 y 2020 siguiente por parte de Estados Unidos a China. Este evento ocasionó una caída de los futuros de la carne de cerdo estadounidense negociándose 5% por debajo del precio que se fijaba un día antes del anuncio (1 agosto de 2019). México podría aprovechar la situación, aumentando considerablemente sus exportaciones de carne a China aprovechando los tratados comerciales vigentes con ese país.

Los aranceles a productos chinos anunciados por Donald Trump, la devaluación del yuan por parte de China y las restricciones a productos cárnicos de Estados Unidos, significan una escalada en la guerra comercial, con repercusión en la economía mundial.

En medio de la incertidumbre que la tensión general provoca, la economía mexicana se podría beneficiar en diversas áreas del comercio con ambas naciones como lo han demostrado las cifras de 2018 y principios de 2019.