Trump impuso aranceles al acero y alumunio de Brasil y Argentina

 02-12-2019
Sergio F Cara

 

   

 

Donald Trump anunció vía Twitter el restablecimiento de aranceles al acero y aluminio provenientes de Brasil y Argentina en represalia a la devaluación del real brasileño y el peso argentino en semanas recientes. También instó a a la Reserva Federal (Fed) a actuar y denunció, algunos países se aprovechan del dólar para devaluar sus monedas, situación que impacta en fabricantes y agricultores estadounidenses a la hora de exportar sus productos.

Con vigencia inmediata desde el 2 de diciembre de 2019, dijo restablecerá aranceles a "todo el acero y aluminio que se envíe a Estados Unidos desde esos países", en alusión a Brasil y Argentina.

Tan solo en mayo de 2018, Argentina anunciaba un acuerdo con el gobierno de Estados Unidos para la excepción al pago de aranceles en las exportaciones de aluminio hacia ese país. "Luego de intensas negociaciones logramos acordar con el gobierno de los Estados Unidos que las exportaciones de acero y aluminio argentinos serán exceptuados de los aranceles establecidos el mes pasado. Una cantidad equivalente al 100% del promedio del aluminio y al 135% del promedio del acero exportado en los últimos tres años hacia ese país ingresarán sin aranceles", había dicho el ministro de producción de ese entonces, Francisco Cabrera. La medida duró 19 meses, cuando el 2 de diciembre Trump decidió twittear la nueva imposición de aranceles.

Brasil es el segundo exportador de aceros a Estados Unidos, después de Canadá. Con datos de 2018, las importaciones estadounidenses representaban el 13%, siendo para Argentina un 0.6% en el mismo periodo.

Estados Unidos importa 20 mil millones de toneladas de acero y aluminio cada año, por un monto de 24 mil millones de dólares y esto lo convierte en el mayor consumidor del mundo de acuerdo a datos de la Secretaría de Economía de Alemania.

Durante noviembre de 2019, la caída del real brasileño superó más del 5% de su valor y el ministro de Economía de Brasil había declarado "es bueno acostumbrarse a un tipo de cambio alto por algún tiempo", el 25 de noviembre en un discurso en el Banco Interamericano de Desarrollo en Estados Unidos.

Por su parte, la moneda argentina se mantuvo relativamente estable en alrededor de 61 pesos por dólar durante la segunda quincena de noviembre. Sin embargo, su devaluación se dio en agosto, cuando se celebraron las elecciones primarias con amplio favoritismo a quien en octubre surgiera como Presidente Electo, Alberto Fernández, quien asumirá el 10 de diciembre de 2019.