UNICEF llama a detener la deportación de niños sin acompañantes durante la pandemia

 22-05-2020
Jorge Cerino

 

   

 

El Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) advirtió del peligro que enfrentan los niños migrantes durante la pandemia de Covid-19. Según el organismo internacional, desde marzo de 2020, al menos mil niños ha sido deportados, sin acompañante, de Estados Unidos a México y, a su vez, al menos 447 más han sido devueltos a Honduras y Guatemala desde México.

Al regresar a sus comunidades de origen, a estos niños se les percibe como infectados por el virus y se les discrimina en consecuencia. Los actos de violencia generados por esta discriminación, aunados a las amenazas de las que ya venían huyendo desde un principio, exponen a esta población a un doble riesgo, declaró UNICEF.

Entre las agresiones que reporta este órgano de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), se encuentra la prohibición a los repatriados de entrar a algunas localidades por temor al contagio de la población, así como amenazas tanto a personas deportadas como a centros de recepción y tránsito de migrantes.

Frente la pandemia de coronavirus y ante la política de deportación acelerada recientemente implementada por los Estados Unidos, el Gobierno de México instruyó a finales de abril, la salida inmediata de las personas albergadas en estaciones y albergues para migrantes en la república.

Según el Instituto Nacional de Migración (INM) esto ha sido de acuerdo a las recomendaciones de las autoridades mexicanas, así como de organismos de protección de derechos humanos para grupos en situación de vulnerabilidad, tanto nacionales como internacionales. Esta medida comenzó a evaluarse desde días antes de declararse la fase dos de la pandemia en el país, declaró el órgano gubernamental.

Durante este proceso, el INM reportó un retraso en la labor debido al cierre de las fronteras de Guatemala, Honduras y El Salvador. En el cruce fronterizo de Talismán, esta acción causó malestar en la población local, debido a que migrantes guatemaltecos se vieron obligados a permanecer ahí, al impedírseles el ingreso a su país de origen, comenta el Instituto. Otro incidente ocurrió en Tenosique, Tabasco, donde un incendio en la estación migratoria provocó la muerte de un migrante; cuatro personas de nacionalidad hondureña fueron consignados a las autoridades por este hecho.

Actualmente, México cuenta con 62 estaciones y albergues migratorios distribuidos en el territorio nacional, con capacidad para 8,524 personas. En marzo, 3,729 de estos lugares se reportaron ocupados y para finales de abril el INM informó albergar a tan sólo 106 migrantes en estos asilos.

En la frontera norte y sur del país, UNICEF ha ayudado a las autoridades con asistencia psicosocial a distancia, kits de higiene y material informativo. Asimismo, ha hecho un llamado a los gobiernos para detener las deportaciones de niños migrantes no acompañados, para protegerlos de los peligros a los que se exponen en estas condiciones.

DESCARGA LA NOTA  SÍGUENOS EN GOOGLE NEWS

 

-