ASF rectifica costo de cancelar aeropuerto y busca responsables de inconsistencias

 11-05-2021
Emiliano Fuentes
   

 

Crédito foto: Wiki Commons

Crédito foto: Wiki Commons

 

La Auditoria Superior de la Federación (ASF) redujo significativamente el estimado del costo que ha tenido para la hacienda pública mexicana cancelar el Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (NAICM). Anteriormente, la auditoría había estimado un costo de poco más de 331 mil 996 millones de pesos y ahora el estimado se ha reducido a una tercera parte.

Mario Alberto Rodríguez Carillo, diputado de Movimiento Ciudadano y presidente de la comisión de vigilancia dependiente de la Cámara de Diputados, ya había asegurado que, ante la polémica generada en torno al sobrecosto de la cancelación del aeropuerto, se haría una revisión exhaustiva de la auditoria del nuevo aeropuerto cancelado. Ante esta petición, el nuevo grupo auditor creado para conciliar cifras previas concluyó al finalizar la primera semana de mayo que el costo habría sido de 113 mil 227 millones de pesos.

Esta cifra, elaborada por personal de la Unidad de Desempeño de la ASF, se acerca más a la estimación elaborada por el propio gobierno federal por cerca de 100 mil millones. Al mismo tiempo, se lleva a cabo una investigación a fondo en la unidad, para determinar las responsabilidades en las inconsistencias de la primera auditoria del NAICM realizada por la institución.

Vale recordar que la auditoria sobre los costos de cancelar el nuevo aeropuerto se trata de una auditoria de desempeño y, por lo mismo, no es vinculante. El objetivo central de la revisión puede arrojar varios resultados, dependiendo de la metodología que se ocupe, ya sea desde un enfoque económico o, por el contrario, uno contable-financiero.

Tras los severos señalamientos del presidente de México, Andrés Manuel López Obrador (AMLO) por la cifra de la primera auditoría, el responsable de la ASF, David Colmenares Páramo, ordenó a otro equipo de auditores de la propia institución, corroborar las cifras obtenidas anteriormente, con el propio Grupo Aeroportuario. Tras la revisión se espera un informa por parte del Órgano Interno de Control (OIC) de la ASF para plantear recomendaciones e incluso sanciones por las irregularidades en la auditoría de la cancelación del NAICM.

No obstante, pese a las correcciones a la baja sobre el costo de cancelar el nuevo aeropuerto, el costo para el gobierno y para todos los contribuyentes será enorme, según los pronósticos de economistas. Además, traerá consigo consecuencias que no son posible monetizar, pero que se verán reflejadas en futuros proyectos. De los riesgos más importantes es el impacto negativo en la percepción de inversionistas tanto nacionales como internacionales.

DESCARGA LA NOTA  SÍGUENOS EN GOOGLE NEWS