Comportamiento del mercado del aceite de palma durante 2020 y perspectivas 2021

 17-12-2020
Sergio F Cara

 

   

 

Crédito foto: FEMEXPALMA

Crédito foto: FEMEXPALMA

 

El comportamiento de los mercados a lo largo de 2020 fue errático en algunos casos y, en el caso de derivados, los commodities agrícolas se mantuvieron alineados a las principales tendencias. Para el caso del aceite de palma, NotiPress entrevistó a Eduardo Carrera, CEO de Arida Consultores, empresa mexicana dedicada a la consultoría del mercado agrícola de futuros para conocer lo ocurrido durante 2020 y las perspectivas 2021. Cabe destacar, según Oil World, el 6 de enero de 2020, la tonelada cotizó en 865 dólares, cayendo al mínimo el 12 de mayo a 512 y alcanzando un máximo histórico anual de 940 al 14 de diciembre, registrando un crecimiento cercano al 100% al momento de publicar esta nota, entre el precio mínimo y el máximo.

Como antecedente, el CEO de la firma especializada en consejos para la toma de decisiones de futuros agrícolas, explicó, "en México, la cultura financiera en derivados y materias primas o commodities es muy incipiente". Al respecto, opina sobre el mercado mexicano, posee una cultura que está "muy lejos de lo que se hace en Europa o Estados Unidos, donde cada agricultor tiene alguna estrategia de cobertura". Esto coloca en desventaja a productores agrícolas e impacta en los negocios, pero también en la economía del país. Tal el caso del sector platanero de Jalapa en Tabasco, que debido las afectaciones por las lluvias en el sureste mexicano, la consecuencia principal será la de no poder poder exportar fruta a Estados Unidos, durante 2020 ni 2021.

México opera la cobertura dólar-peso, pero no tiene un mercado de futuros agrícolas como el de Chicago en Estados Unidos o el de Rosario en Argentina. El especialista refiere, se intentó generar contratos de futuros de maíz en México en años recientes, pero el volumen y la tracción fueron insuficientes, por lo que la iniciativa fracasó. Estos mercados, al ser privados y no gestionados por un gobierno, requieren un volumen de operaciones muy grande para que sean sostenibles en el tiempo.

Consultado por NotiPress, José Luis Pérez Vázquez Aldana, presidente de la Federación Mexicana de Palma de Aceite (FEMEXPALMA) explicó, la liquidez del mercado y la alineación entre compradores y vendedores hacen muy compleja la adopción de coberturas para las empresas del sector palmicultor, aunado al volumen de operaciones. Otro factor de peso en México que no facilita la toma de coberturas agrícolas de este sector es que gran parte de los productores son pequeños.

Para el caso de México, un motivo por el cual no funcionó un mercado de futuros agrícolas puede deberse aspectos culturales, pero también porque al tener una cercanía con Estados Unidos, todo se concentra en el socio del norte. Carrera dice, esto deja pocas posibilidades a México para mantener su propio mercado de intercambio. "Sería muy difícil poder competir" y de hecho cuando se intentó, no se logró.

Con relación al mercado del aceite de palma, el CEO de Arida Consultores explica, entre 2016 y 2020, hubo años consecutivos de buenas cosechas, por ello, el precio de la palma de aceite se mantuvo muy estable, debido a la existencia de inventarios. Así, en este periodo, el mercado global mantuvo una tendencia orientada al JIT (just in time), es decir, pedir bajo demanda sin almacenar un inventario propio. No obstante, a finales de 2019, se dio un cambio significativo en la demanda y con ellos los precios se mantuvieron a la alza, pero en enero de 2020 el precio se derrumbó por la pandemia.

Seguidamente, en mayo de 2020, los precios de la palma de aceite, junto a otros commodities como el petróleo o el maíz, tocaron fondo y se vio una situación no ocurrida desde 2006, para el caso de los aceites vegetales. "La pandemia jugó un papel muy importante", comparte Carrera sobre el impacto de la pandemia en la economía global. Desde mediados de 2020, el precio se estabilizó con tendencia a la alza y todo sugiere que 2020 terminará con precios superiores a los de finales de 2019.

Contrario a lo ocurrido a inicios de 2020, fue en septiembre y octubre de 2020 cuando se confirmó que la producción de la palma aceitera iba a ser normal, pese a la continuidad del gran confinamiento. Con esta noticia, el comportamiento del mercado fue positivo y se pudo visualizar cómo estos commodities agrícolas tendrían una perspectiva hacia 2021 con una tendencia alcista. "Hay que construir reservas [inventarios]", lo resume Carrera con relación al sentir del mercado, aunado a las novedades del avance de la ciencia para encontrar la vacuna contra la Covid-19. "Los mercados de futuros siempre se adelantan", señala el especialista y por ello se prevé que la tendencia alcista de precios de los aceites vegetales se mantenga durante 2021.

DESCARGA LA NOTA  SÍGUENOS EN GOOGLE NEWS