Decálogo para mejorar las prácticas empresariales con la sociedad

 13-02-2020
Alejandra Rojas

 

   

 

Carlos Salazar Lomelín, presidente del Consejo Coordinador Empresarial, habló de un decálogo para mejorar la relación entre empresarios y sociedad durante la presentación de Dimensión Social de las Empresas, que aseguró, es importante cambiar la imagen de los empresarios por una más comprometida socialmente, con el medio ambiente y políticamente con la ciudadanía.

Empresarios buscan replantear su relación con la sociedad, luego de que fuera presentado el índice de percepción de empresarios y estar señalados en lo más bajo y casi en la misma proporción de los políticos; frente a más de 150 organizaciones y empresas se dieron a conocer los principios de un decálogo en función de comprometerse con la ciudadanía, además de señalar las responsabilidades del gobierno en atención integral a las necesidades para un crecimiento económico.

Por su parte, Claudia Jañez, presidenta del Consejo Ejecutivo de Empresas Globales (CEEG), habló sobre la relevancia de la creación de un ciclo positivo de prosperidad para la empresa y la comunidad, basada en los objetivos ambientales, sociales y de gobernanza como parte integral. Jañez reconoció, los beneficios del sistema económico de recientes años no han estado a la altura de la expectativa de la sociedad.

Claudia se refirió a un crecimiento más inclusivo en función de poner al centro modelos de negocio como mayor eficiencia económica y el progreso social como parte integral de su estrategia. Claudia Jañez y Carlos Salazar coincidieron en centrar su desarrollo empresarial en apego a la atención de las necesidades de la sociedad impulsando mayor atención laboral y ética.

En el encuentro también participó el dr. Javier Garciadiego, Fátima Álvarez, co-fundadora de Someone Somewhere y la Fundación Kaluz, asimismo contaron con la presencia de empresarios como Carlos Slim, Daniel Servitje, Blanca Treviño y Antonio del Valle Ruiz.

Una dimensión abiertamente social, creadora de valor público y ganándose la confianza de la gente es la nueva propuesta de dimensión empresarial, por lo que Carlos Lomelín enfatizó reiteradamente la responsabilidad empresarial.

Estos son los diez puntos que presentó:

1. Afianzar la credibilidad empresarial con cercanía permanente con la sociedad atendiendo problemas, necesidades y ofreciendo servicios de calidad.

2. Compromiso con colaboradores en los equipos de trabajo con mejores oportunidades desarrollo profesional, personal y mejorar los salarios.

3. Empresarios íntegros y éticos, comprometidos con la promoción de la cultura de legalidad, cumpliendo las obligaciones fiscales para que el Estado mexicano tenga recursos para proveer los servicios a los que está obligado. Por su parte, el gobierno está obligado a respetar y hacer respetar las leyes.

4. Modernización en la cultura empresarial mexicana entendiendo las nuevas formas y tendencias que hay en el mundo para forjar empresas mejor organizadas, más modernas y competitivas.

5. Compromiso de empresas grandes con proveedores y creación de cadenas productivas para ayudar a que más empresas se consoliden y prosperen. Por su parte, el gobierno deberá cumplir con pago a proveedores y hacer la devolución a contribuyentes lo que corresponde.

6. Contribuir al desarrollo permanente de las comunidades con necesidades más apremiantes, vulnerables o que se han visto en desgracia.

7. Promover la inclusión, la diversidad, la cultura del respeto y el pensamiento crítico, evitando así cualquier tipo de violencia y abusos entre su personal.

8. Sustentabilidad en las actividades económicas con esquemas productivos más armónicos con el medio ambiente y a un uso más consciente de los recursos naturales.

9. Desarrollo tecnológico para crear valor público y prepararse ante riesgos de ciberseguridad, así como asumir el reto del respeto a la privacidad.

10. Entender la relación con los gobiernos para brindar fortaleza, con trabajo conjunto y respetuoso entre los gobiernos y los distintos actores de la sociedad.

Asimismo, Carlos Salazar Lomelín reiteró en el decálogo en función de mejorar las prácticas empresariales con la sociedad, se debe fortalecer la relación de empresarios con la sociedad, ocupándose por el bien común, con mejoras para la sociedad, evitando la confrontación y, reconoció el trabajo de pequeños, medianos y grandes empresarios que crean fuentes de empleo para mexicanos, generan impuestos y contribuciones que junto con los financiamientos del Estado permite ofrecer a los mexicanos servicios de salud, protección, regulación y apoyo a los más pobres y desprotegidos.