Dinero digital marcará el fin del efectivo físico

 10-11-2019
Julio Hernández

 

   

 

Te imaginas vivir en una sociedad donde las monedas y los billetes sólo se encuentren en los museos, en la que el efectivo sea cosa del pasado y paguemos un café a través de reconocimiento biométrico de nuestra cara y sin esperar además ninguna cola, una sociedad en la que las uñas en forma de cerdito sean sólo un elemento decorativo, pues aunque todo esto suena a ciencia ficción no estamos lejos de una sociedad sin efectivo físico.

El fin del efectivo físico es un gran reto, porque es un cambio total en el uso que tenemos de los canales tradicionales de la banca, como hacer depósitos en las sucursales o disponer del dinero en cajeros automáticos.

La disminución del uso de dinero en efectivo es una realidad, debido a que los clientes bancarios exigen métodos como el uso de la huella dactilar para sus operaciones. La banca digital ofrece rapidez, seguridad y facilidad en las operaciones y existen usuarios que efectúan pagos a través de las aplicaciones bancarias para teléfonos celulares o plásticos.

Muchas sociedades han aceptado los nuevos modelos de pago. Suecia y Noruega son países donde se da un hecho, en cierto sentido curioso, que personas vulnerables piden y aceptan limosnas mediante pago con tarjeta; mientras que en Londres, los músicos callejeros tienen su terminal punto de venta para recibir pagos.

En la medida que la conectividad y el uso de celulares siga creciendo, la disminución en el uso de efectivo será inminente para todos.

Regulación, desarrollos tecnológico y las propias mentalidades se convierten en ocasiones en impulsores de esta evolución.

Al respecto de esta evolución Adrián Alabaster, responsable de modelo de relación y experiencia única de BBVA Francés en Argentina, señala que "si terminamos con el efectivo, terminamos con el tema de la evasión impositiva", sin embargo el fin del efectivo implica contar con procesos y herramientas que significan más comodidad para el cliente.

Pagos digitales vs dinero en efectivo es un tema de conversación en América Latina, ya que la realidad es que en estos países se mantiene un alto porcentaje de personas sin acceso al sistema bancario y por ello los ciudadanos prefieren el efectivo.

Carlos López Moctezuma, director de nuevos negocios digitales de BBVA Bancomer, considera lejana la posibilidad del adiós del efectivo, pero "existen desarrollos tecnológicos que nos pueden permitir acelerar el paso para disminuir el efectivo".

Las cuotas de manejo por tarjetas, es uno de los factores por los que las personas prefieren manejar el efectivo, aunado a la desconfianza en el uso de medios electrónicos.