Empresas telefónicas son multadas por vender información

 28-02-2020
Andrés Zimbrón

 

   

 

Los riesgos de ciberataques a empresas y usuarios en Internet, son cada vez más comunes; la filtración masiva de datos, las ventas ilegales de información confidencial o los ataques por parte de los hackers a cuentas bancarias y varios esquemas de fraudes dentro de la red es un tema que buscan solucionar los gobiernos en todo el mundo. Debido a esta situación la compañía AT&T tendrá que pagar una multa de 100 millones de dólares por defraudar a sus clientes prometiendo datos ilimitados y luego reducir a bajas velocidades el Internet después de cierto tiempo de uso; la compañía aseguró enfrentar los cargos.

En un comunicado por parte de la Comisión Federal de Telecomunicaciones en Estados Unidos (FCC por sus siglas en inglés) la empresa AT&T engañó a los usuarios al momento de adquirir un plan con datos ilimitados, incluyendo navegación en Internet, redes sociales, aplicaciones de navegación vía GPS y transmisión en directo de vídeos, pero una vez que los clientes llegaban a un límite de consumo de datos, la velocidad se reducía considerablemente por debajo de los niveles fijados por la empresa.

Recientemente se ha descubierto a otras compañías telefónicas reducir la velocidad del Internet o controlar una red con el objetivo de manejar la afluencia de datos. Verizon es una empresa que ha utilizado este método constantemente, pero solo en algunos smartphones y una vez liberado de cualquier congestión en las conexiones, la velocidad vuelve a niveles normales.

Existen muchos fraudes en Internet, uno de los principales es el phishing una estafa bastante recurrente entre los internautas con el objetivo de obtener datos de cuentas bancarias, información personal, documentos, imágenes e incluso vídeos de cualquier índole que representan una información confidencial.

Asimismo, la FCC abrió otra investigación donde señalan a AT&T, Verizon, Sprint y T-Mobile por vender los datos de ubicación en tiempo real de los usuarios a distribuidores externos. Luego de haber salido a la luz esa información, las compañías se comprometieron a dejar de vender los datos y cortar relación alguna con cualquier compañía que lucre con la información confidencial de los clientes de las empresas telefónicas.

No obstante, las operadoras intentan defender el intercambio de datos como una práctica general, argumentando que es una característica importante y común utilizada por los desarrolladores de aplicaciones a fin de proporcionar servicios de ubicación.

DESCARGA LA NOTA  SÍGUENOS EN GOOGLE NEWS

 

-