Energía solar fotovoltaica desplazará al carbón para generar electricidad

 16-10-2020
Andrés Zimbrón

 

   

 

Las energías sostenibles están comenzando a sustituir al carbón como el combustible más destacado para generar electricidad, así lo considera la Agencia Internacional de la Energía (IEA, por sus siglas en inglés) en su reciente informe "World Energy Outlook". La energía solar fotovoltaica es más económica que las plantas impulsadas con carbón o combustible fósil.

Con datos de la IEA, las energías renovables crecen rápidamente en todos los escenarios. A nivel global se estima que los proyectos fotovoltaicos más baratos financiados en meses recientes podrían alcanzar una cifra entre 24.82 a 31.26 dólares por megavatio-hora (MWh), es decir, la caída de los precios se debe a la mayor demanda que ha hecho el uso del mercado fotovoltaico, casi a la par con el costo de funcionamiento de las centrales eléctricas de carbón a nivel internacional con un promedio de 37.73 dólares/ MWh.

Bajo ese contexto, la energía solar se encuentra en una posición inmejorable para ser considerada dentro de las nuevas tecnologías de generación de electricidad, además las iniciativas de apoyo y las innovaciones que muestran año con año permiten a la electricidad solar fotovoltaica tener precios más competitivos en comparación con los principales mercados de energía, entre ellas la energía eléctrica, hidráulica, olamotriz o de biomasa.

Los expertos en temas de energía solar afirman que la energía solar es considerablemente más económica, en comparación a las nuevas centrales eléctricas impulsadas por carbón o gas en la mayoría de los países desarrollados y ahora, los proyectos solares ofrecen costos más bajos de electricidad. "Las energías renovables cubren cerca del 80 por ciento del crecimiento de la demanda a nivel internacional de electricidad en los próximos 20 años", declaró Fatih Birol, director ejecutivo de IEA, quien está en camino a establecer nuevas iniciativas de implementación de energías solares cada año después de 2022.

Asimismo, el director ejecutivo de IEA subrayó que la energía impulsada por carbón va de salida y anticipa que la demanda de gas natural disminuirá lentamente en los países como Francia, Alemania, Noruega, Suecia, Países Bajos, entre otros. Encima, augura una caída de 275 gigavatios de capacidad de combustión de carbón en todo el mundo; es decir el 13 por ciento del total en 2019 y se cerrarán las plantas energéticas de carbón para 2025. "Estados Unidos y la Unión Europea (UE) compensará esa caída con creces a través de energías sostenibles, entre ellas, la energía solar", agregó.

Si bien, la Agencia Internacional de Energía prevé que la participación del carbón, especialmente en el suministro eléctrico a nivel mundial, sufra una caída del 28 por ciento en 2030, la demanda global de energía solar fotovoltaica podrá proyectar nuevas inversiones a fin de modernizar, expandir y digitalizar ciudades impulsadas por energía solar, una repercusión que se traduce en ganancias de hasta 460 mil millones en 2030 para las empresas las cuales apuesten por la energía solar.

DESCARGA LA NOTA  SÍGUENOS EN GOOGLE NEWS

 

-