Factoraje financiero, una oportunidad de crecimiento para las empresas mexicanas

 05-10-2022
Andrés Zimbrón
   

 

Crédito foto: Freepik

Crédito foto: Freepik

 

México es una de las regiones con mayor potencial de factoraje a nivel empresarial en la región de América Latina. Esto gracias a que el mercado industrial y financiero digital creó oportunidades de crecimiento para las organizaciones post pandemia en el país.

Así lo expuso la Asociación Mexicana de Factoraje Financiero y Actividades Similares (AMEFAC) durante la conferencia de prensa "Activando el ciclo económico de las empresas", a la cual asistió NotiPress. Lo anterior, es un tema que preocupa a la industria del factoraje financiero el cual mostró signos de recuperación luego de una caída en la pandemia.

De acuerdo con los expertos de la AMEFAC, el factoraje financiero es un proceso donde una empresa comercializa sus cuentas por cobrar. En otras palabras, las compañías venden sus facturas a instituciones financieras, ya sean físicas o digitales con el fin de obtener dinero de forma inmediata.

Esto es útil para poder continuar con una operación financiera para las pequeñas, medianas y grandes empresas sin importar el monto de las facturas. Pilar Turanzas Díaz, presidenta del consejo del AMEFAC, declaró a NotiPress que el factoraje en México es un excelente modelo de negocio para todas las empresas.

Adicionalmente, detalló que las organizaciones deben tener un mayor conocimiento del factoraje, pues amplía las oportunidades de mejor control administrativo y reduce costos de crédito y cobranza. "Cada vez más, las empresas están evaluando la recolocación de sus unidades de producción, un punto clave para incrementar las ganancias de forma gradual", subrayó.

Turanzas Díaz, agregó que otras ventajas de emplear el factoraje financiero son: mejorar el posicionamiento monetario, cobertura de riesgo de incobrables, análisis de evaluación de crédito, entre otros. Actualmente, el AMEFAC está conformado por más de 15 asociaciones bancarias entre ellas, BBVA, Banorte, HSBC, Invex, Monex, Santander, entre otras.

Según los especialistas de la organización, las empresas nacionales están evaluando la idea de inyectar mayor inversión enfocada en agregar en su modelo de negocio el factoraje financiero. Con esto, habrá un mayor consumo e incrementará la cartera de clientes, socios ya sean locales o internacionales, dependiendo el crecimiento de cada organización.

A pesar de la pandemia, México incrementó el volumen del factoraje 18.3%, en una variación anual 2020-2021, dando como resultado estar en el top 3 sobre prácticas de factoraje en Latinoamérica. Al cierre del segundo trimestre de 2022 se colocaron 263 mil 868 millones de pesos; con un comportamiento positivo, se espera que este producto cierre 2022 en los mismos niveles que el año anterior, es decir, por arriba de los 546 mil 213 millones de pesos.




DESCARGA LA NOTA  SÍGUENOS EN GOOGLE NEWS