Fibra de Tren Maya se retrasará por complicaciones con ejidatarios y derechos de vía

 02-10-2019
Emiliano Fuentes

 

   

 

Debido a las complejidades que se han presentado durante las negociaciones con ejidatarios para incorporarlos en los fideicomisos y los cambios en los regímenes legales en estas zonas, el lanzamiento de la Fibra del Tren Maya se retrasará hasta finales de 2020 o principios de 2021. El Fondo Nacional de Turismo (FONATUR) estimaba lanzar la Fibra antes de finalizar 2019.

Las fibras (fideicomisos de inversión y bienes raíces) surgen para fomentar la inversión en bienes raíces de gran envargadura, al colocar Certificados Bursátiles Fiduciarios Inmobiliarios (CBFI) en la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) para poder integrar pequeños, medianos y grandes inversionistas en inversiones y proyectos de gran escala. La tasa de dividendo en promedio en este tipo de inversiones se encuentra cerca del 7.5%; y algunas llegan a tener dividendos superiores a 13%.

Jiménez Pons comentó, se han encontrado ejidos a los que les surgen múltiples dudas respecto a la opción de las fibras para incorporarse al Tren Maya; sin embargo, aseguró ser la única opción para garantizar transparencia y rendimientos justos a mediano y largo plazo. "Arriba de 80% de los ejidos con los que hemos platicado quiere sumarse al proyecto, lo que a algunos les causa muchas dudas es el tema del fideicomiso a través del cual se les está proponiendo que se integren" declaró.

Más adelante, el responsable de la dependencia explicó el proceder ante las complicaciones presentadas, "lo que vamos a hacer es explicar detalladamente los beneficios de participar a través de este esquema e incluso las posibilidades que tendrán de salirse en caso de que más adelante quieran abandonar el proyecto".

Otra de las complicaciones que se ha sumado recientemente al proyecto es la falta de derecho de vía debido a la anchura de los caminos o incluso, a los diferentes regímenes legales, como en algunas zonas ejidales, donde se está planteando el proyecto, informó el director de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), Manuel Bartlett.

Barttlet aclaró que el gobierno federal ya analiza las alternativas de construcción en donde la Comisión Federal de Electricidad no tiene derecho de vía para que transite el Tren Maya. "Es la parte técnica que vimos y el que tengamos perfectamente analizada la capacidad o la demanda que habrá con el desarrollo del Tren Maya", explicó.

Para 2020, el objetivo del gobierno es destinar 2,500 millones de pesos a las primeras etapas de construcción del Tren Maya, lo que supone una reducción cercana a los 2 mil 468 millones de pesos, comparada con el monto aprobado por 4 mil 968 millones para el proyecto de infraestructura ferroviaria en 2019.

En febrero 2019, el director de FONATUR estimaba que para finales del mismo año quedarían integrados entre ocho y diez fideicomisos, y los 15 contemplados en el plan original estarían listos en 2020. Ante las complicaciones con ejidatarios, estas fechas podrían verse modificadas y retardarse en lo que se resuelven.

DESCARGA LA NOTA  SÍGUENOS EN GOOGLE NEWS

 

-