Las fintech reiteran apoyo tras crisis económica por COVID-19

 10-04-2020
Andrés Zimbrón

 

   

 

La propagación del coronavirus se ha extendido por diversos países del mundo, provocando miles de contagios y poniendo en jaque a la economía mundial. En México, algunas empresas tomaron la decisión de frenar temporalmente sus jornadas laborales adaptándose a las medidas de contingencia propuestas por la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Secretaría de Salud.

Ante la situación de emergencia sanitaria, la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) determinó brindar facilidades con el objetivo de aplazar los pagos de tarjetas de crédito, hipotecas, préstamos y cualquier transacción bancaria debido a la situación que mantiene en pausa la economía del país y solo algunos sectores comerciales pueden permanecer activos.

El panorama no suele ser alentador para las personas con deudas bancarias o quienes necesitan realizar trámites financieros. Los bancos y fintech no han reaccionado de la manera correcta y siguen cobrando intereses; encima, los pagos deben ser puntuales de las deudas adquiridas por los clientes. Un problema grave que enfrentan los mexicanos a raíz de la cuarentena es haber detenido sus empleos y permanecer en total aislamiento social dejando sin la posibilidad de obtener ingresos y saldar sus deudas durante la Jornada Nacional de Sana Distancia.

Por esa razón, algunas compañías fintech como iBAN Online, pusieron a disposición de los clientes procesos hipotecarios de forma digital. Los trámites pueden solicitarse sin la necesidad de acudir a una sucursal o consultar a un ejecutivo, ya que los procesos se realizan a través de Internet y videoconferencias. Además, las personas que requieran de un préstamo con garantía hipotecaria para disminuir el costo de sus créditos y conseguir una tasa más barata, podrán solicitarlo a través de la página oficial de la compañía.

Manteniendo el estricto orden de las ideas, el propósito de la fintech es permanecer solidario durante el aislamiento social y la temporal detención de labores económicas, cuyo efecto negativo está golpeando también el ámbito financiero poniendo en riesgo la estabilidad de las familias y las pymes en México; asimismo, ofrece un apoyo adicional a sus clientes brindando la oportunidad de no pagar el dividendo de su hipoteca durante siete meses convirtiéndose en una de las fintech más flexibles del mercado.

Hasta el momento, la industria financiera está pasando por un periodo de cambios sin precedente alguno en consecuencia de la propagación del COVID-19 y como resultado, emergen oportunidades de innovación digital, desde transacciones digitales, transacciones bancarias e incluso préstamos online, permitiendo a los clientes tener mejores opciones financieras sin arriesgar su salud y la de sus familias

DESCARGA LA NOTA  SÍGUENOS EN GOOGLE NEWS

 

-