Inyección de capital a Pemex necesita de más apoyo, según calificadoras

 12-09-2019
B Amigon

 

   

 

Petróleos Mexicanos (Pemex) anunció la aportación por parte del Gobierno federal de 5 mil millones de dólares (mdd) para enmendar la situación financiera en la que se encuentra, pero las analistas y calificadoras dudan que pueda ser de ayuda para la empresa.

El miércoles 11 de septiembre, Pemex lanzó un comunicado explicando la operación de pago y refinanciamiento de su deuda. Esta acción tiene como principales objetivos la reducción del saldo en la deuda, generar ahorros en los intereses que ya se pagaron, reducir los vencimientos a corto plazo y mejorar los indicadores de liquidez.

Se refirieron los tres pasos de dicha operación: Primero es la inyección del capital por parte del Gobierno de México utilizados para el prepago de los bonos de la parte corta de la curva que tiene vencimiento entre 2020 y 2023; luego, plazos de siete, diez y treinta años como nueva emisión para el refinanciamiento de la deuda de corto plazo, y por último, el intercambio de bonos como apoyo adicional de los vencimientos de la curva en su parte corta, intermedia y larga con la finalidad de suavizar el perfil de vencimientos.

La Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) afirmó que la inyección de capital está fondeada con los activos financieros de la Tesorería de la Federación; así, se espera no haya impacto en la deuda neta del sector público o el Saldo Histórico de los Requerimientos Financieros de dicho sector.

Por su parte, la calificadora Fitch Ratings indicó que la inyección es un apoyo moderado pero definitivamente insuficiente para cambiar la situación de la petrolera. En un comunicado, también afirmó que con un apoyo total de parte del Gobierno en el año en curso se pueden totalizar 9 mil mdd luego de la inyección de capital actual y obtener el 100% de los beneficios fiscales.

Moody's considera que algunos objetivos como evitar el aumento de la deuda y mejorar su liquidez tendrán efecto con el apoyo millonario, mas la perspectiva de la calificación sigue negativa, pues no cambia las perspectivas crediticias.

Tan sólo en julio de 2019, uno de los boletines nacionales de la empresa declaraba el diagnóstico del director general con una caída en la producción del petróleo, consecuencia directa de la disminución del monto de inversión; desde 2014, la producción diaria de barriles llegaba a 600 mil.

Sin poder generar los ingresos suficientes con los cuales pagar los costos operativos, impuestos y demás transacciones, Pemex se volvió la petrolera más endeuda del mundo. Las acciones para evitar el avance del endeudamiento continúan siendo pocas para las necesidades de la empresa y el gobierno de Andrés Manuel López Obrador necesita mejorar el apoyo.

A pesar de la inyección de capital con 5 mil millones de dólares, la paraestatal Pemex necesita de más apoyo para mejorar el estado de su endeudamiento, ya que las calificadoras creen tomará más tiempo y dinero para estar en una mejor situación financiera.