Medidas para hacer un buen trabajo remoto en tiempo de crisis sanitaria

 29-03-2020
Alejandra Rojas

 

   

 

Distintas organizaciones han optado por hacer trabajo remoto ante el anuncio de Jornada Nacional de Sana Distancia para disminuir la propagación de COVID-19, esto significaría reforzar las áreas de oportunidad que pueden encontrar las empresas sobre nuevos esquemas de trabajo aplicables.

La contingencia que se vive a nivel mundial ha parado distintos sectores productivos, o bien, adaptarlo para que sus colaboradores trabajen a distancia, de esta manera las herramientas digitales se convirtieron en aliados del teletrabajo, tales como:

  • Uso de nube para almacenamiento, que permitirá al usuario tener a su disposición toda la información necesaria para realizar un trabajo.
  • Teléfono inteligente, que podrá utilizarse para videollamadas, además servirá como acceso a aplicaciones de trabajo como Zoom, Hangouts, Skype o Microsoft Teams o las aplicaciones de organización y flujo de trabajo, tal es el caso de Trello, que permite determinar objetivos durante el periodo establecido mejorando la cultura organizacional.

Por otro lado, también es importante dejar claro algunos términos para hacer una buena práctica de teletrabajo, esto según la empresa, objetivos específicos y la forma en que se labora con cotidianidad, tomando en cuenta:

Recursos humanos debe estar enterado de quiénes pueden realizar trabajo remoto y qué actividades son necesarias desde el lugar de trabajo. Asimismo, es importante establecer los días, el horario o los objetivos ha alcanzar, por lo que no se puede considerar operar reposición, acumulación ni compensación alguna de días, debido a esto es importante definir las responsabilidades de cada trabajador.

Ergonomía puede usarse como una estrategia en función de mejorar la productividad del empleado y reduce los efectos negativos de estar en un lugar o una sola posición en todo el día. Igualmente, el resguardo de información confidencial de la empresa es importante, por ello se sugiere que el área para realizar el teletrabajo posea el mínimo de privacidad, así como bajo ruido ambiental.

Las políticas de la empresa siguen vigentes, lo único que cambia es el lugar desde donde se realiza el trabajo, por esto se debe respetar las normas y el incumplimiento de estas disposiciones podría acarrear la aplicación de la medida disciplinaria correspondiente. De esta forma, realizar home office no debe generar un gasto en quien lo realiza, ya que la compañía deberá otorgarle el equipamiento corporativo y softwares con acceso a Internet y VPN al trabajador.

Garantizar la seguridad del empleado si es indispensable presentarse a las instalaciones de trabajo habituales, los empleadores deberán de dotar de insumos al empleado, dando seguridad de que no está en riesgo su salud. Por ningún motivo está justificado la reducción de salarios ni descuentos si se realiza home office, así como tampoco perder beneficios o derechos laborales que se tienen.

Las medidas que se anunciaron para prevenir el contagio del COVID-19 tieneb el objetivo de reducir la asistencia en centros de trabajo y espacios públicos con respeto a los derechos laborales, por lo que, de estar ejerciendo estas medidas, las empresas podrían aplicar correctamente los esquemas de trabajo a distancia, donde empleadores y trabajadores sean beneficiados.

DESCARGA LA NOTA  SÍGUENOS EN GOOGLE NEWS

 

-