México debería estar abierto al mercado cannábico, según Consejo Mexicano de Cannabis

 04-02-2020
B Amigon

 

   

 

Con la presentación oficial del nuevo Consejo Mexicano de Cannabis y Cáñamo (CMCC) se abren nuevas posibilidades para continuar el diálogo y la discusión en función de que México opte por un mercado de producción, importación y exportación de la marihuana, un mercado a la alza en las economías del mundo.

La realización de estudios nacionales con cifras precisas es casi imposible debido a la desinformación y estigma de las autoridades hacia el cannabis, pero se tiene un estimado de la existencia de ocho mil toneladas de producción anuales de México, que se exportan en mercados ilegales y narcotráfico, según las estimaciones del Informe mundial sobre drogas 2009.

Este potencial en productos cannábicos de salud y recreativos ya ha sido notado y regularizado en países como Estados Unidos, Canadá, Uruguay y Tailandia, entre otros. Asimismo, la consultora KPMG pronosticó en 2017 que el mercado cannábico tendrá un valor de dos mil millones de dólares para 2027.

Asimismo, un mercado emergente genera más empleos, que en el de los cannabinoides se traduce a dar trabajo a agricultores, productores, investigadores, empresarios y distribuidores gracias a la cadena de producción y distribución únicos.

De acuerdo con Enrique Ulyses Alcázar, tesorero de CMCC, el mercado cannábico no sólo puede generar nuevas fuentes de ingresos, también ofrece propiedad intelectual en investigaciones, marcas, variedades vegetales nuevas, así como patentes y otros sistemas productivos que permitan el reconocimiento de denominaciones de origen mexicanas para aportar prestigio y posicionamiento a México.

Actualmente, los productos derivados de la marihuana pertenecen al mercado informal en el país y tienen riesgos no sólo en cuanto a su situación legal, sino materia de la salud de las personas. Como señaló la presidenta del CMCC, Eda Myrna Martínez Pazarán, los medicamentos y remedios que componen el mercado informal, como productos herbolarios o suplementos, carecen del registro sanitario de la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris).

Por otro lado, los productos avalados por instituciones son importados al país principalmente para uso medicinal, como el aceite de cannabidiol utilizado para tratar diversas enfermedades y trastornos, pero la importación resulta en productos de grandes costos a los consumidores; si la producción fuera mexicana podría bajar el precio significativamente.

El principal problema en contra de este mercado es la falta de un marco legislativo que apruebe y regule su producción y distribución en la economía mexicana. Las iniciativas de ley están presentes en el Senado, pero no se ha tomado una decisión, a pesar de acercarse el plazo otorgado para el 30 de abril por la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN).

Cabe esperar la decisión del Senado, pero las cifras, estudios y el ejemplo de otros países marcan un buen pronóstico para las empresas, agricultores, institutos y asociaciones para crear un mercado mexicano próspero basado en la marihuana.

DESCARGA LA NOTA  SÍGUENOS EN GOOGLE NEWS

 

-