Modelo híbrido de trabajo presencial y teletrabajo es el futuro de la cultura laboral

 01-06-2021
Ali Figueroa

 

   

 

Crédito foto: Freepik

Crédito foto: Freepik

 

De acuerdo con el Foro Económico Mundial (WEF, por sus siglas en inglés) en 2020 la fuerza de trabajo internacional perdió alrededor de 255 millones de empleos, equivalente a 4.4% del Producto Interno Bruto (PIB). En ese sentido, las medidas escalonadas de transición al teletrabajo ha generado una iniciativa global para implementar un modelo híbrido, que incorpore tanto esta modalidad como el trabajo presencial. Especialistas informaron, entre las ventajas de implementar un modelo híbrido en la nueva normalidad se encuentra la capacidad de ofrecer mejores condiciones laborales en materia de productividad y cuidado para los empleados.

Un estudio de la Universidad de Birmingham en Reino Unido informó, 62.2% de los empleados piensan que las empresas proporcionan mejores herramientas y condiciones para operar en un modelo de teletrabajo. 73% de los trabajadores encuestados comentaron, después de un año de pandemia y frente a las dificultades laborales con un gran número de empleos perdidos, este modelo de trabajo permite que los jefes y gerentes se preocupen más por las necesidades individuales de sus empleados.

Por su parte, la proveedora internacional de recursos humanos Grupo Adecco indicó, la ventaja del modelo híbrido consiste en ofrecer productividad con base en su impacto, no en las horas laborales invertidas. Por ello consideró, este sistema que comprende tanto trabajo presencial como teletrabajo es el futuro de la cultura laboral, y representa una oportunidad de transformación para diversos sectores e industrias. Los resultados de Adecco indicaron, 74% de los empleados consideran indispensable que los empleadores y jefes atiendan las necesidades individuales de sus trabajadores, con empatía y medidas grupales. De igual manera, 70% indicó, la atención orientada a la salud mental de los empleados es necesaria para un esquema híbrido, en especial después de los efectos psicológicos de la pandemia.

La consultora McKinsey & Company informó, el modelo híbrido de trabajo presencial y a distancia seguirá en tendencia durante la nueva normalidad, incluso al término de la pandemia. Según un estudio publicado por esta consultora, la flexibilidad al implementar este sistema es requisito fundamental debido a las dificultades de oportunidades presentadas. Diversas industrias y sectores tienen empleos con características que complican su aplicación en un modelo de teletrabajo, desde trabajos esenciales de salud en primera línea, hasta operación de maquinaria pesada, este factor hace que más de la mitad de la fuerza de trabajo en el mundo no tenga acceso al trabajo a distancia.

Ante las oportunidades y dificultades del modelo híbrido de trabajo presencial y teletrabajo, el WEF compartió información sobre cómo afecta empleados y líderes de negocios. Según las cifras proporcionadas por distintos estudios, 45% de los líderes reportaron estar mejor que antes, mientras el porcentaje de los empleados quedó en 36%. Con base en estos datos, expertos consideraron, las empresas deben enfocar sus esfuerzos en mejorar las condiciones de trabajo y abrir oportunidades para integrar este esquema en la cultura laboral.

DESCARGA LA NOTA  SÍGUENOS EN GOOGLE NEWS

 

?>