Nadie sabe cuántos empleados han sido despedidos de Twitter; estiman más de 3 mil

 27-11-2022
Javier Merino
   

 

Crédito foto: Alan Cortés (NotiPress)

Crédito foto: Alan Cortés (NotiPress)

 

En octubre 27 de 2022, Elon Musk anunció la compra de Twitter, justo un día antes del plazo límite fijado por un juez de Delaware para realizar la transacción. Sin embargo, desde la toma de posesión de la red social con más de 200 millones de usuarios activos, Musk generó una ola de despidos de más de 3 mil 500 empleados.

Posterior al despido de la mitad del total de trabajadores del grupo, también anunció la salida de directivos e ingenieros que no estaban de acuerdo con sus políticas. Gran parte de los despidos corresponde a empleados "externos" cuya labor era la moderación de contenidos. Para los miembros del equipo restante, impuso un ultimátum: "Trabajar duro y sin condiciones o renunciar". En dado caso de no aceptar, serían despedidos con una indemnización de tres meses.

El primer anuncio de esta oleada de despidos la dio a conocer el periodista Yashar Ali, quien publicó la carta enviada por Twitter a los empleados para anunciar un recorte de personal. También al unísono de la toma de la dirección de la red social, Musk disolvió de inmediato el consejo de administración.

Sin embargo, nadie sabe con precisión cuántos empleados han sido despedidos, cuántos han renunciado y cuántos quedan. Algunos analistas señalan que sobrevive un tercio de la plantilla que había antes de la llegada de Musk, es decir, alrededor de 2 mil 700 trabajadores.

Esta relación de despidos también ha sucedido a la inversa: muchos empleados han decidido renunciar tras los cambios ya señalados. Por ejemplo, ejecutivos clave como los máximos responsables de seguridad informática, Lea Kissner; privacidad, Damien Kieran; cumplimiento normativo, Marianne Fogarty; y Yoel Roth, jefe de Trust & Safety.

Por último, en este proceso de "reorganización" lleno de errores, "se estabilizará con el tiempo", según dijo Musk en un audio filtrado. Sin embargo, tras una serie de decisiones cuestionables, la polémica en la red social explotó por haber restaurado la cuenta del expresidente estadounidense Donald Trump. Diversos críticos señalan a la red social como un espacio para la extrema derecha y extrema izquierda que generan odio y dividen a las sociedades.




DESCARGA LA NOTA  SÍGUENOS EN GOOGLE NEWS