Nissan anuncia despido de 12.500 empleados a nivel global

 07-09-2019
Camila González

 

   

 

La compañía japonesa fabricante de vehículos, Nissan, anunció que está tomada la decisión de despedir a más de 12 mil 500 personas de sus plantas de producción y corporativos a nivel mundial, aunque todavía no ha dado detalles sobre cuáles países se verán más afectados por la medida.

Hiroto Saikawa, presidente global de la organización, explicó que esta postura busca mejorar la productividad de las fábricas. La noticia se reveló al conocerse el informe de resultados del primer trimestre de 2019, sin embargo, desde 2018 se están llevando a cabo los recortes de fuerza de trabajo, que continuarán hasta 2023.

NHK, la cadena pública japonesa de noticias, anunció desde julio de 2019 que el recorte de plantilla de Nissan se debía a una evidente caída de ventas en mercados clave para la marca como Estados Unidos y Europa.

Esta gran fábrica de autos nipona obtuvo un beneficio neto de 319.100 millones de yenes (2.594 millones de euros) durante el año fiscal 2018-2019, correspondiente al periodo entre abril de 2018 y marzo de 2019. Estas cifras revelaron un decremento del 57,3% comparado con el mismo lapso del año anterior.

Asimismo, la multinacional alcanzó ingresos por 11,57 billones de yenes (94.099 millones de euros), es decir, 3,2% menos que en 2017-2018.

En 2018 se prescindió del servicio de 6 mil 400 trabajadores. Saikawa, recientemente envuelto en un escándalo por un sobrepago de su propio bono salarial, reiteró a la opinión pública que algunos de los puestos de trabajo que cerrarán son directos y otros indirectos, y corresponden a toda la cadena productiva.

Se planea que entre 2020 y el cierre del ejercicio fiscal de 2022, que corresponde a marzo de 2023, Nissan acabará la relación laboral con otros 6 mil 100 empleados en seis países en particular, pero no en Japón. En México, Nissan cuenta con tres grandes plantas de armado y manufactura.

Los despidos abarcan cancelación directa de contrato, jubilación anticipada o renuncias promovidas y negociadas al interior de la misma compañía. Dicha reducción representa alrededor de 10% de la mano de obra del grupo fabricante de automóviles.

Según Saikawa, "en algunos casos podremos parar una línea de producción y en otros, cerraremos toda la fábrica... Por ahora, las circunstancias nos impiden dar a conocer los países que se verán afectados con esta disminución de fuerza de trabajo entre 2020 y 2022".

Nissan España, por ejemplo, fue uno de los destinos elegidos para el proceso de reducciones de contratos entre 2018 y 2019. Allí se cerró definitivamente una línea completa de producción. En Indonesia, a su vez, también se prescindió de una línea entera de fabricación