Una solución financiera en pro de menor contaminación vehicular en México

 21-10-2019
Julio Hernández

 

   

 

El gas natural es un combustible considerado limpio, a pesar de clasificarse dentro de los fósiles. Entre sus ventajas, no libera azufre, partículas ni trazas de plomo o metales pesados. Además, garantiza una menor cantidad de emisiones tóxicas. En entrevista con NotiPress, Juan Araujo, director de operaciones de Mutuo Financiera, detalló cómo la empresa pretende transformar la movilidad urbana a partir del uso del gas natural vehicular.

Araujo es cofundador de la compañía mexicana, cuyo enfoque es otorgar financiamientos para vehículos que funcionan a gas natural. El director de operaciones participó como ponente de Entreprenup Winnovation 2019 en Ciudad de México, un festival para emprendedores.

La compañía fundada en 2016, ha colocado más de 10 millones de dólares en créditos. En 2017, la empresa ganó el premio a la mejor fintech de Latinoamérica otorgado por Village Capital Fintech Latam.

Dentro de las tecnologías de menor impacto al medio ambiente, se encuentra el gas natural. Por ello, la empresa mexicana apostó por la introducción de vehículos consumidores de este combustible. Otorga financiamiento para la compra de vehículos nuevos no contaminantes.

Por su parte, el cofundador, además de relatar las bondades, tanto económicas como ecológicas, de los vehículos consumidores de gas natural, señaló que "los impactos generados al cambiar los vehículos de gasolina a gas natural vehicular está en tener un combustible libre de olor que no contamina suelos ni mantos freáticos".

Según cifras de Mutuo Financiera, hay en México 20 mil coches que están convertidos a gas natural vehicular. "Por cada 10 mil coches que metamos a la calle y saquemos los de gasolina, se generan 600 millones de ingresos adicionales para esos transportistas que utilizan gas natural como combustible alternativo ya que es más barato al costar 10.00 el litro", dijo Araujo.

Para los fundadores de la fintech, la apuesta inicial fue consolidar el negocio a largo plazo. Cuando en 2016 se planteó el negocio, sus socios ya sabían del boom del futuro relacionado a las empresas fintech y levantar capital era una prioridad, aunque no tenían claro cómo hacerlo. A partir de esto, construyeron una empresa multi emprendedurismo.

Finalmente el egresado del Instituto Tecnológico Autónomo de México, fue claro, el éxito de una empresa no necesariamente radica en cuánto dinero se adquiere, sino en cómo adecuar la estrategia de levantamiento de capital con un plan a largo plazo. Con ello, asumieron el reto de apostar por una preocupación global y contribuir con un mejor mundo para hacer frente al cambio climático. El financiamiento de vehículos a gas natural es un aporte para las siguientes generaciones.