Startup argentina impulsa e-commerce de alimentos en América Latina

 13-02-2020
Marisa Silva

 

   

 

El e-commerce ha ganado fuerza en recientes años en diversos rubros; sin embargo, el mercado de la industria alimenticia ha entrado con fuerza a esta dinámica ofreciendo productos frescos, saludables y variados directo a las puertas de la casa del consumidor, con tal solo un clic.

Uno de estos modelos de negocios, que además es libre de intermediarios, es Frizata, startup argentina que se autodefine como "la primera alimenticia nativa digital de Latinoamérica" y se lanzó con fuerza al mundo del comercio electrónico para competir con plataformas como Mercado Libre y grandes supermercados con un concepto más local de venta de alimentos y a un costo hasta 60% menor.

Definida como un foodtech, Frizata utiliza la tecnología no solo para vender, además diseña con herramientas de big data sus propios alimentos para después comercializarlos directamente con sus consumidores finales, generando un vínculo con sus clientes.

Adolfo Rouillon, CEO de Frizata, expresó en exclusiva para NotiPress que su empresa "es mucho más que un alimento, es una experiencia completamente nueva y diferente al brindar practicidad y comodidad para resolver la comida diaria del hogar, con productos únicos, de alta calidad y a un costo accesible".

Creada con una inversión de 8 mil dólares, esta startup ofrece sus productos solo en línea a través de su sitio web y los envía directamente al domicilio del comprador o bien algún punto de recolección. Su oferta considera productos tanto de origen animal como vegetal con una amplia diversidad como hamburguesas, empanadas, pizzas, alimentos congelados, entre otros.

"Solo para este año tenemos en desarrollo más de 50 productos nuevos. Llegar directo a los clientes y entablar un vínculo con cada uno, nos permite entender la demanda y sus necesidades mejor que nadie", reveló Rouillon a la agencia.

Hablando sobre expansión, el primer proyecto de ampliación de Frizata fuera de Argentina será a Brasil, que su CEO considera es el mayor mercado de la región y combina las distintas realidades y características que existen en Latinoamérica; aunque también tienen en la mira llegar próximamente a México.

"México es un mercado importantísimo y nuestro segundo paso en Latinoamérica. Frizata puede generar un gran impacto para mejorar la calidad de vida en los hogares mexicanos, sin lugar a duda", detalló Adolfo Rouillon.

Finalmente, los objetivos de la empresa de foodtech no paran ahí, a largo plazo esperan convertirse en el modelo de empresa alimenticia del futuro y llegar a más de 60 ciudades en seis países de América Latina.

DESCARGA LA NOTA  SÍGUENOS EN GOOGLE NEWS

 

-