Variante Delta obliga a empresas de Estados Unidos a reconsiderar sus planes

 26-07-2021
Paloma Takahashi

 

   

 

Crédito foto: Wiki Commons

Crédito foto: Wiki Commons

 

De acuerdo con cifras de la firma Kastle, que gestiona tarjetas de acceso a las oficinas de decenas de miles de empresas en Estados Unidos, menos de un 35% de los empleados están asistiendo a sus puestos en las principales ciudades de Norteamérica. En ciudades como Houston o Dallas, Texas cuentan con porcentajes por encima del 50% de asistencia y otras como Nueva York y San Francisco están por debajo del 25% de asistencia.

Conforme a medios locales de Estados Unidos, las compañías de este país planeaban retornar a las oficinas por completo en septiembre. De igual forma, el gobierno del país estipuló que los niños volverían a las escuelas de manera presencial en ese mismo periodo. No obstante, la aparición de la variante Delta puso en peligro el regreso seguro a los lugares de trabajo y escuelas. En este sentido, la rápida expansión de la variante está empezando a forzar a las empresas a reconsiderar sus planes de vuelta a la normalidad.

Por su parte, la empresa Apple decidió retrasar de septiembre a octubre de 2021 su reincorporación presencial, mientras otras compañías están replanteando sus planes, de acuerdo con The New York Times. Hasta un 40 por ciento de los estadounidenses que practican home office aseguran, se plantearon cambiar de empleo si se les obliga a regresar a la oficina tiempo completo. Esto según con una encuesta llevada a cabo por la Universidad de Chicago en 2021.

En cuanto a las empresas que ya han vuelto a las oficinas, la variante Delta está obligando a reconsiderar sus protocolos de salud. Como ejemplo, Goldman Sachs mencionó al New York Times que el banco de inversión está estudiando volver a implementar un sistema de tests semanales, incluso para los empleados ya vacunados. Pues de acuerdo con los datos más recientes, únicamente el 49 por ciento del total de la población estadounidense está vacunada.

Dicha situación, combinada con el aumento de los contagios en Estados Unidos, ha orillado a instituciones y compañías a considerar las vacunas sean obligatorias. La economía estadounidense está en medio de una vigorosa recuperación y muchos sectores operan de forma común; otros ámbitos siguen muy lejos de regresar a la normalidad. Es por eso las empresas de Estados Unidos han replanteado su retorno a las oficinas por la aparición de la variante Delta.

DESCARGA LA NOTA  SÍGUENOS EN GOOGLE NEWS