Amenazan a voluntarios por hacer válvulas impresas en 3D que salvan vidas de Covid-19

 18-03-2020
Sergio F Cara

 

   

 

Un fabricante de dispositivos médicos amenazó a un grupo de voluntarios en Italia por crear una réplica en 3D de una válvula cuyo costo oscila los 11 mil dólares. Esta dispositivo impreso a bajo costo permite ser utilizado en tratamientos médicos del Covid-19. El 12 de marzo de 2020, el hospital de Chiari en Brescia, al norte de Italia tenía pendiente una entrega de válvulas. Debido a la crisis, el proveedor no pudo cumplir el compromiso.

Esta situación activó a una red científica a encontrar una solución al problema de las válvulas. Massimo Temporelli, físico y divulgador científico fue quien anunció al mundo la impresión de una réplica de la válvula. Según Business Insider de Italia, el contacto entre el editor del medio Giornale di Brescia, Nunzia Vallino y Temporelli produjo una serie de acciones que finalmente permitió la impresión en 3D de la pieza. El portal digital informó, el fabricante original tras ser contactado para solicitar el diseño 3D de la pieza, negó al grupo de voluntarios compartir el archivo en formato digital. En este punto es donde el fabricante amenazó con demandar por infracción a las patentes si intentaban replicar el modelo utilizado para asistir en la respiración a pacientes del Covid-19 en cuidados intensivos.

Monopolio intelectual

Techdirt cita como ejemplo el poder de un fabricante para colocar un precio de lista en el mercado a una válvula cuyo costo es de alrededor de 1 dólar. El proveedor original que tiene la patente de fabricación comercializa cada válvula en unos 11 mil dólares. Según el medio digital, esto justifica cobrar precios arbitrariamente altos y de manera legal a pesar de asumir el riesgo de una publicidad negativa por sus acciones.

La situación para el grupo de voluntarios mereció el riesgo de ser demandados a fin de satisfacer una necesidad que representaba salvar vidas humanas. El razonamiento ante la pandemia Covid-19 fuera de control en Italia y la amenaza del fabricante original consistió en aguantar con el fin de intentar salvar vidas de forma desinteresada al considerar la posible infracción de patentes como un hecho completamente fuera de lugar.

DESCARGA LA NOTA  SÍGUENOS EN GOOGLE NEWS

 

-