Centros de datos serán tan críticos como los servicios públicos en 2021

 21-12-2020
Antonio Moreno

 

   

 

Crédito foto: Freepik

Crédito foto: Freepik

 

Dado el desplazamiento de los espacios laborales físicos a digitales y la necesidad de mantener un flujo de comunicación constante, las tecnologías han desarrollado grandes avances como la red 5G y la capacidad de los centros de datos. Sin embargo, en el 2021 se espera un cambio en la forma de trabajar con los centros de datos, pues deberán funcionar como servicio público y considerar el impacto ambiental. Tan solo el cambio de red de 4G a 5G representa un incremento de 3.5 por ciento en la demanda de energía.

Gary Niederpruem, director de estrategia y desarrollo en Vertiv, proveedor de infraestructura digital, indica, la necesidad de trasladar los espacios destinados al procesamiento de información de una organización hacia el estatus de servicio público se debe a la creciente demanda tecnológico en la economía digital. "Se trata de apoyar a la economía digital en todas su formas más críticas, que incluyen una mayor dependencia de la telemedicina y la salud, un comercio electrónico y telecomunicaciones y medios de comunicación globales", precisó.

Esta transición de los centros de datos, según Vertiv, será observado en la extensión de disponibilidad de red en zonas rurales y remotas. En segundo lugar, este cambio de estatus garantizará y protegerá las conexiones en las redes híbridas cada vez más distribuidas, desapareciendo las diferencias entre disponibilidad y conectividad. De esta manera, expertos de Vertiv identificaron tendencias emergentes que serán relevantes durante 2021.

Los avances en la digitalización continuarán en desarrollo y amplitud gracias a la pandemia ocasionada por Covid-19. La infraestructura de Tecnologías de la Información (TI) "permitirá capacidades de trabajo remoto más seguras, confiables y eficientes", afirma el equipo de Vertiv. Asimismo, se piensa, estas actividades continuarán incluso después de la pandemia, y darán más importancia a la conectividad, monitoreo remoto, análisis de datos y el uso de inteligencia artificial (IA) para resolver conflictos.

También, una de las tendencias será llevar a grandes capacidades del centro de datos a espacios pequeños y a los bordes de la red. Para lograrlo, será necesario incluir mayor inteligencia y control, mayor énfasis en la disponibilidad y el "gerenciamiento térmico", así como mayor atención a la eficiencia energética de todos los sistemas. "El enfriamiento es responsable de aproximadamente el 30% del consumo energético de un centro de datos, independientemente de su tamaño", señaló Rafael Garrido, vicepresidente de Vertiv Latinoamérica.

Por otra parte, la discusión sobre la red 5G se centrará en el consumo y su eficiencia energética, además de cómo implementar una estrategia para hacerla más eficiente y eficaz. Asimismo, se necesitará crear e implementar una infraestructura capaz de soportar la demanda energética de la red 5G. Se estima, esta incrementará un 3.5 por ciento respecto a la de la red 4G, dando protagonismo a la sostenibilidad. Debido al mayor consumo de energía y agua por parte de estas tecnologías, el enfoque global respecto al cambio climático será en torno a la industria de los centros de datos. Esta industria representa cerca del 1 por ciento del consumo energético mundial.

Otra tendencia serán las innovaciones durante 2021 para solucionar los nuevos retos implicados en la transición de centros de datos como servicios públicos. Es de esperarse una mayor democratización en la amplitud de la conectividad que llevará servicios públicos a zonas rurales gracias a mayor velocidad y soporte de la red 5G.

DESCARGA LA NOTA  SÍGUENOS EN GOOGLE NEWS