Cómo los gobiernos del mundo hacen uso de la inteligencia artificial

 02-01-2021
Andrés Zimbrón

 

   

 

Crédito foto: Wiki Commons

Crédito foto: Wiki Commons

 

Las nuevas técnicas de inteligencia artificial (IA) pueden automatizar tareas complejas y generar información nueva y útil usando todo el espectro de datos gubernamentales. Por eso, los gobiernos a nivel global han comenzado a utilizar la IA como una herramienta para tomar mejores decisiones con diferentes objetivos. Entre ellos, predicción de enfermedades, movilidad, identificación de fraudes, control de fronteras, entre otros.

Un ejemplo de ello es la ciudad de San José, Silicon Valley, California, Estados Unidos, donde la policía está evaluando la posibilidad de implementar un programa piloto llamado OnSound Acoustic Gunshot Detection. Este es un sistema basado en IA y sensores acústicos el cual permite detectar la ubicación y la dirección de los disparos producidos por armas de fuego. El software tiene una precisión superior al 90 por ciento.

Otro ejemplo claro del uso de la inteligencia artificial para ayudar a los gobiernos es Ontario, Canadá, donde el gobierno local ha comenzado a utilizar el programa Chronic Homelessness Artificial Intelligence (CHAI). Este tiene el objetivo de predecir cuando alguno de sus ciudadanos esté en próximo riesgo de quedarse sin hogar.

Con este software, el Gobierno canadiense puede predecir diferentes resultados, por ejemplo, cuando las personas en situación de calle corren un riesgo latente de contraer alguna enfermedad y contagiar a otras personas. Este clasifica a la población según dos factores principales, el debilitamiento de su sistema inmunológico y la falta de servicios sanitarios adecuados. Con CHAI, tomar decisiones para la administración del actual presidente, Justin Trudeau, puede ser una alternativa para prevenir situaciones de riesgo.

En tanto, Finlandia está realizando pruebas con el que considera "un asistente público basado en IA más ambicioso del mundo". AuroraAI, un sistema operativo desarrollado con IA con el propósito de ofrecer a los finlandeses servicios personalizados según las necesidades concretas de cada persona en diferentes etapas de su vida. El desarrollo pretende estar completamente finalizado en 2022 donde AuroraAI, busca integrar en una sola plataforma servicios públicos y de empresas.

Aunque el desarrollo de la inteligencia artificial ofrece grandes beneficios para las personas, existe también el riesgo latente de saber qué sucederá con la recopilación de datos, y dónde serán almacenados. Las aplicaciones basadas en IA necesitan tratar información personal muy sensible. Por lo tanto, existen algunas organizaciones en Estados Unidos que acusan a las autoridades de emplear datos personales de los ciudadanos con fines privados sin su consentimiento.

Por ahora, el uso de la inteligencia artificial en el ámbito gubernamental se mantiene en una etapa muy temprana. Además, son necesarias iniciativas con el fin de proporcionar las herramientas adecuadas con las que gobiernos y empresas puedan implementar soluciones de IA priorizando principios éticos, sociales, privacidad de datos, transparencia y neutralidad.

DESCARGA LA NOTA  SÍGUENOS EN GOOGLE NEWS