Crecimiento de ciudades no responde a la necesidad de eliminar la pobreza

 21-08-2021
Ricardo Cocoletzi
   

 

Crédito foto: Michael Discenza en Unsplash

Crédito foto: Michael Discenza en Unsplash

 

Intercambio de ideas y múltiples interacciones en muchos sentidos; esto refleja un desarrollo urbano como lo es una ciudad. Ante esta situación, es normal la necesidad de grandes inversiones para lograr alcanzar un óptimo desarrollo urbano. La teoría dictamina que a medida que la ciudad crece, se tiende a producir más de todo; desde patentes y riqueza, hasta el incremento de la contaminación e inseguridad.

En promedio, aquellos quienes habitan en las ciudades más grandes tienden a llevar una vida económicamente estable. Sin embargo, un estudio publicado en el Journal of the Royal Society Interface demuestra una realidad diferente. Dicho análisis tiene como base investigaciones anteriores, cuyo contenido respalda la veracidad de la información, siendo esta; la gran desigualdad de ingresos existente.

Vicky Chuqiao Yang, quien es miembro de Santa Fe Institute (SFI) y autora del estudio comentó: "La literatura anterior ha examinado los estudios a través de una lente de homogeneidad". En este punto, Yang hace referencia al aumento per cápita de la riqueza conforme el crecimiento de las ciudades, de igual forma agregó: "Sabemos por otra literatura, especialmente con enfoque económico, que muchas sociedades son desiguales y los resultados económicos no son distribuidos uniformemente".

Haciendo uso de los datos proporcionados por las áreas municipales de Estados Unidos de América, el equipo de investigadores pudo analizar los mismos y dar otra visión. Para ello, la plantilla dividió los ingresos en su conjunto de datos en deciles, descubriendo un detalle importante, a medida que las ciudades crecen, solo el diez por ciento superior de los que obtienen ingresos gana una parte cada vez mayor de riqueza.

Pero no es solo la riqueza lo que tiende a aumentar a medida que crecen las ciudades, el costo de vida también incrementa. Considerando esto por parte de los autores, se tomo en cuenta un ajuste por los precios de la vivienda, mediante el cual, se demostraba lo siguiente; conforme el crecimiento de la ciudad, los costos de vivienda aumentan más rápido, en comparación con los ingresos de los deciles más bajos.

Chris Kempes también profesor del SFI dijo: "Para el decil más bajo, no hay un aumento proporcional de la riqueza. Entonces, la ciudad no aumenta el beneficio económico, pero tampoco lo disminuye. No obstante, dado la elevación de los costos, la experiencia de las personas más pobres se ve empeorada sin oportunidad a mejorar".

Alrededor del mundo se está experimentando una rápida urbanización y más de la mitad de la población mundial vive en entornos urbanos. Esto según estimaciones de los investigadores y aseguran, en la próxima década, el número de megaciudades, (aquellas con 10 millones de habitantes o más), se cuadriplicará. Al mismo tiempo, los expertos argumentan la necesidad de una teoría cuantitativa y predictiva de cómo las áreas urbanas más grandes afectan las características de una ciudad y su dinamismo.

Geoffrey West, también investigador del SFI, analizó los resultados del estudio del crecimiento de las ciudades, concluyendo que la desigualdad económica es un fenómeno urbano, con origen en la dinámica social subyacente. West aseguró: "aquí descubrimos que los ricos se están volviendo más ricos y los pobres se están volviendo aún más pobres".




DESCARGA LA NOTA  SÍGUENOS EN GOOGLE NEWS