Crímenes con criptomonedas, un problema que lo podría resolver blockchain

 28-04-2022
Andrés Zimbrón
   

 

Crédito foto: Alan Cortés (NotiPress/Composición)

Crédito foto: Alan Cortés (NotiPress/Composición)

 

Datos reportados en el más reciente informe de la compañía Chainalysis, consultados por NotiPress, señalan que todos los tipos de delitos de criptomonedas representaron 14 mil millones de dólares solo en 2021. Es decir, un 79 por ciento más en comparación a otros años y se estima que para 2022 la cifra sea mayor, pues actualmente se mueven millones en criptomonedas ilícitamente.

Los cárteles de la droga mexicanos y colombianos recurren a los criptoactivos para hacer pagos rápidos y anónimos. Esto permite a los delincuentes realizar transacciones ilegales desde América del Sur, cruzando por Europa y los Balcanes, de acuerdo con el reporte.

Del mismo modo, el caso de trata de personas, los servicios vinculados al comercio sexual a través de sitios web son accesibles para las personas quienes pueden pagar en criptomonedas. Reportes de la Oficina de Responsabilidad Gubernamental de Estados Unidos revelaron que en febrero de 2022 encontraron al menos 27 sitios web con servicios sexuales de los cuales 15 aceptaban criptomonedas.

Aunque se cometen millones de delitos con divisas digitales, la realidad es que puede ser contraproducente, esto gracias a la tecnología blockchain. Según los expertos de Chainalysis, las transacciones se registran de forma permanente y públicamente, por ello es fácil de visualizar.

Con información de Computerworld, la blockchain es una cadena de bloques cuyo propósito es crear una propiedad distribuida, es decir, no le pertenece a nadie y cualquiera puede contribuir a formar la cadena. Además, los datos almacenados son inmutables, irrevocables, están firmados criptográficamente y no existe uno igual en el Internet.

Ninguna empresa puede conservar, moderar, priorizar o filtrar datos de una cadena de bloques, al no haber ningún propietario, nadie puede manipular la forma en que los usuarios consumen los datos. En otras palabras, no hay agentes de poder de los datos y las empresas o usuarios independientes solo pueden controla y gestionar la información que se comparte.

Para las autoridades, la blockchain se puede convertir en una herramienta fundamental con el fin de identificar los puntos de retiro de efectivo de los criminales quienes lavan criptomonedas. Por ejemplo, recientemente Chainalysis descubrió que diversos compradores y vendedores de drogas anteriormente realizaban transacciones dentro de la Darknet.

Ahora, comenzaron a realizar transacciones directamente evitando la Darknet y enviando criptodivisas de una billetera privada a otra. Según las cifras, al menos 112 millones de dólares en pagos de drogas se enviaron de esta manera en 2021, es decir un promedio anual de 8 mil 441 dólares por comprador.

De ahí la importancia de que los investigadores aumenten sus conocimientos y capacidades para mantenerse al día con la velocidad cripto. Pues regularmente los delincuentes digitales son los primeros en adoptar tecnologías a fin de hacer operaciones más rentables y menos propensas a la detección.

Respecto a los cajeros automáticos de criptomonedas (cATM), suelen ser muy útiles para el envío de remesas legales y pagos transfronterizos, pero también pueden ser aprovechados por los delincuentes. Datos de Chainalysis revelan que los usuarios de criptomonedas crean un punto de acceso a lo largo del corredor I-10 de Estados Unidos esta área tiene un fuerte vínculo con el tráfico de drogas.

Por tanto, los cATM podrían estar siendo utilizados para realizar transacciones ilícitas para conseguir drogas y no solo por envío de remesas. A raíz de esta situación, la tecnología blockchain puede determinar cómo se está utilizando las criptomonedas y crear procesos legales y habituales para registrar cada movimiento financiero.

DESCARGA LA NOTA  SÍGUENOS EN GOOGLE NEWS