Dos compuestos activadores podrían frenar el consumo adictivo de cocaína

 25-02-2022
Andrés Zimbrón
   

 

Crédito foto: Unsplash

Crédito foto: Unsplash

 

Cifras del informe mundial realizado por la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC), reveló que alrededor de 275 millones de personas utilizaron drogas solo en 2021. La situación de frenar su consumo de drogas, -específicamente de la cocaína-, se vuelve aún más relevante para la humanidad.

Bajo ese contexto, un nuevo estudio realizado por el Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT) publicó los estragos de la cocaína y la posibilidad de erradicar su adicción. El grupo de científicos encontró que la activación de un receptor específico de acetilcolina en el cerebro puede reducir el consumo de cocaína en roedores.

Para encontrar la activación del receptor específico en el cerebro, los especialistas experimentaron en ratones adiestrados para autoadministrarse cocaína. En una segunda etapa, les suministraron un compuesto activador denominado M4, el cual redujo de inmediato su consumo de drogas, eligiendo activamente alimentos en su lugar.

Morgan Thomsen, colaboradora del estudio y neurocientífica por parte de la Universidad de Copenhague declaró que este efecto hizo más fuerte el tratamiento de siete días. "Cuando el suministro de M4 se restringió a los ratones, automáticamente reanudaron su comportamiento adictivo previo de búsqueda de cocaína".

Al mismo tiempo, se experimentó con otro receptor llamado M1, el cual inhibió la ansiedad por consumir cocaína en los animales. La principal diferencia en comparación al M4 fue que su funcionamiento es lento y tardó algún tiempo en activarse; pero sus efectos son prolongados, incluso después de haber sido interrumpido el tratamiento.

Según Thomsen, ambos receptores reducen el consumo de cocaína y confirman que influyen en el comportamiento de búsqueda de drogas a través de diferentes vías moleculares. "Tenemos dos vertientes; sin embargo, el comportamiento como en la neurobiología, son dos formas diferentes en que podemos modular los efectos de la cocaína y juntas pueden ser más efectivas", añadió.

De acuerdo con los científicos encabezados por la neurocientífica Thomsen, los resultados satisfactorios en los roedores podrían ser la alternativa para frenar la adicción a las drogas en humanos. Sin embargo, el enfoque científico sugiere que todavía se necesitan más estudios y pruebas para empezar la fase experimental con personas.

El abuso de sustancias nocivas para la salud aumenta cada año; la UNODC explicó que, entre 2010 y 2019 el número de personas quienes consumen drogas incrementó un 22%. Las proyecciones actuales sugieren una alza del 11% en el número de consumidores de drogas para 2030 y un 40% para la población en África.

Por tal motivo, un enfoque científico para frenar el abuso de drogas como el realizado por los científicos del MIT es clave. Principalmente para las personas que luchan contra la adicción y este deseo persistente es notoriamente difícil de superar.




DESCARGA LA NOTA  SÍGUENOS EN GOOGLE NEWS