Empresa espacial SpaceX comienza pruebas de la nave SN9 con motores Raptor

 09-01-2021
Andrés Zimbrón
   

 

Crédito foto: Wiki Commons

Crédito foto: Wiki Commons

 

SpaceX ha estado trabajando en los motores Raptor desde hace cinco años, pero la compañía de Elon Musk espera, los cohetes que lleven a la Starship a la Luna y Marte sean los SN9. El último prototipo de la empresa privada espacial trabaja en estos motores que tienen una potencia suficiente cada uno como para lanzar al espacio más de 3 mil 600 toneladas. Esto equivale a siete veces el peso de la Estación Espacial Internacional (ISS, por sus siglas en inglés).

A través de los prototipos Starship SN9, SpaceX ya ha demostrado con éxito una reducción en la línea de tiempo de procesamiento y flujo de la plataforma, en comparación con SN8. Eso le permite a SpaceX una producción rápida y con mayor capacidad de lanzamiento, factor importante para ganar la carrera a Marte.

El funcionamiento de los tres motores del prototipo SN9 se encendieron durante un segundo en la prueba de encendido. Esto, dentro de las inmediaciones de SpaceX en Hawthorne, California, Estados Unidos, cerca del pueblo de Boca China en la costa del Golfo.

De la misma manera, su antecesor prototipo (el Starship SN8), la compañía espacial utilizó los motores Raptor de nueva generación de SpaceX. Cada motor usa como propelente metano líquido densificado y oxígeno líquido, una sustancia denominada LOX. Este combustible sustituye al queroseno RP-1 y cada motor Raptor tiene entre dos y tres veces más empuje que los RP-1.

Estos motores desarrollados por SpaceX están diseñados para ser reutilizables en los siguientes prototipos. Según la misma compañía, ello puede ser una parte fundamental de su éxito, pues los gastos de fabricación se reducen y se pueden seguir reciclando los motores.

Además, SpaceX está probando su diseño de aeronave espacial Starship desde 2018, cuando comenzó una serie de lanzamientos de baja altitud. El primer vuelo exitoso se produjo en diciembre de 2020 cuando el SN8 alcanzó una altitud misma de los aviones comerciales.

Elon Musk, cree que el éxito de los cohetes como el SN9 se basa en utilizar al mismo tiempo un gran número de motores controlados al mismo tiempo. Esto le permite a las aeronaves variar el empuje en tiempo real y con una ventaja clave, la fiabilidad.

Cabe señalar, las primeras versiones de los motores Raptor estaban diseñados para ser reutilizados, pero no fue posible más que en una ocasión, con la nave Falcon 1. Mientras que Merlin 1B, una versión mejorada de los primeros motores solo pudo ser utilizado en el Falcon 9 Heavy, pero se desechó su uso tiempo después.

La empresa SpaceX de la mano de su fundador Elon Musk, esperan en un futuro no muy lejano poder despegar de la Tierra con el objetivo de llegar hacia la Luna o Marte con una tripulación. Por ahora, la visión es que la nave SN9, después de varias pruebas de lanzamiento y encendido estático, pueda llevar pasajeros al sistema solar como parte de su proyecto espacial comercial.

DESCARGA LA NOTA  SÍGUENOS EN GOOGLE NEWS