Esta empresa mexicana de electromovilidad inspira acciones a favor del medioambiente

 29-07-2019
Belem Ruiz

 

   

 

Nombrada en honor al ave zacua mayor u oropéndola de Moctezuma, Zacua es una empresa mexicana de electromovilidad privada que busca concienciar sobre la importancia de los autos eléctricos: "La principal motivación de usar un auto eléctrico debe ser el no contaminar", dijo en entrevista exclusiva para NotiPress Nazareth Black, directora de marca en Zacua. La idea comenzó hace casi dos décadas, cuando Jorge Martínez decidió apostarlo todo por la realización de un visionario proyecto: crear una marca de autos eléctricos.

Zacua emprendió el vuelo de manera formal el 6 de julio de 2017 con el lanzamiento de sus dos modelos: MX2 y MX3, cuyo precio base es de 569 mil pesos. Se trata de vehículos totalmente eléctricos, es decir, cero emisiones, y son modelos de diseño, pequeños y prácticos, ideales para las grandes urbes, ensamblados de manera artesanal por mujeres y de producción limitada. Aunque, enfatizó Black, las características de diseño y confort deben ser secundarias, pues lo realmente importante es contribuir al cuidado del medio ambiente.

Los diseños fueron comprados a una empresa francesa y después una firma vasca desarrolló el tren motriz. Una vez reunido el equipo mexicano de Zacua, decidieron cambiar las cosas: "En la industria automotriz, tienes un coche con tecnología alemana, que ensamblas en México, con piezas de Brasil... Nunca ha existido una marca completamente nacional. Nosotros tenemos ese sueño". Al ser la primera marca mexicana de autos eléctricos, desean que tanto la materia prima como el talento sean nacionales; por eso montaron su planta automotriz en Puebla.

¿Cómo promover una movilidad ecoamigable? Zacua opta por desincentivar el empleo de vehículos a gasolina (vía conferencias en universidades y charlas casuales en empresas, con la intención de alfabetizar y concienciar en torno a la electromovilidad), un proyecto de vehículos compartidos empresariales, centros de carga dentro de los estacionamientos Copemsa (ya hay alrededor de cuarenta en Ciudad de México). Otro de los ejes importantes es el financiamiento, hacer más accesible la adquisición de un auto eléctrico.

El área de financiamiento automotriz de Zacua, aseguró la regiomontana, es la más fuerte del país: "Brindamos las opciones más adecuadas de acuerdo con el perfil de cada persona: física, empresa, independiente, buen o mal buró de crédito... ". En este sentido, uno de los grandes logros de Zacua es su plan de crédito automotriz a ocho años, algo completamente nuevo en México, donde hasta ahora el más extenso era a seis años. La compañía de Martínez desea llegar al mayor número de conductores posible.

Ahora bien, en México cada año se venden alrededor de 1.5 millones de autos nuevos, de esos, menos de 300 son totalmente eléctricos. "Esos 300 autos se venden solos, las personas los adquieren porque realmente los desean, no hay estrategias reales de desplazamiento de estos vehículos, a las agencias tradicionales no les interesa venderlos", destacó Black. En 2019 la firma dio inicio a las entregas de sus vehículos eléctricos, ya han vendido 50 unidades. La meta de Zacua es quedarse con la mayor parte del nicho, abrir nuevos nichos y brindar nuevas opciones.

Motores Limpios, epicentro empresarial de Zacua, sumó a su oferta la distribución de la marca italiana Tazzari (660 mil pesos): "Nuestra meta es traer marcas más accesibles a la gente. En México, dos de los cinco modelos completamente eléctricos sobrepasan el millón de pesos", destacó la directora de marca. Las proyecciones de Zacua son optimistas y más ahora que cuenta con su propio centro de innovación, investigación y desarrollo, donde trabaja con grandes empresas a fin desarrollar autos eléctricos a la media, utilitarios.