Erradicación mundial de Covid-19 no debe descartarse: nuevo análisis

 15-08-2021
Ricardo Cocoletzi

 

   

 

Crédito foto: Pexels

Crédito foto: Pexels

 

Viruela, una de las enfermedades que más ha azotado a la humanidad, fue declarada oficialmente como erradicada en 1980. En este sentido y de acuerdo a un análisis de investigadores de la Universidad de Otago en Nueva Zelanda, la viruela obtuvo un alto puntaje en cuanto a factibilidad de erradicación.

En dicho estudio, la enfermedad de la viruela obtuvo una puntuación de 2.7 en una escala de 3 puntos posibles, tomando en consideración 17 variables. Entre estas, destacan; disponibilidad de vacunas seguras y eficientes, posibilidad de inmunidad permanente, impacto de las medidas de salud pública, mensajes de control de infecciones gubernamentales, preocupación política y pública por la infección y aceptación pública de las medidas de control sanitario.

Retomando el punto anterior, se tomó en consideración la actual pandemia por Covid-19 y la enfermedad de la poliomielitis, donde ambas obtuvieron una puntuación de 1.6 y 1.5 respectivamente. Nick Wilson, profesor de la Universidad de Otago y jefe del estudio, mencionó en su análisis al Covid-19 y su erradicación a nivel mundial como una posibilidad en términos de viabilidad técnica.

Dentro del estudio, Wilson menciona una posibilidad técnica de erradicación haciendo uso de programas de vacunación, medidas estrictas en materia de salud pública e interés mundial en el combate hacia la enfermedad. "La eliminación de COVID-19 a nivel de país se ha logrado y sostenido por largos períodos en varias partes de Asia del Pacífico, sugiriendo una posible erradicación global", argumentó Wilson.

Atendiendo lo anterior, los programas de vacunación son los principales responsables de la erradicación mundial de la viruela y dos de los tres serotipos de poliovirus. Además de las campañas de vacunación para la erradicación de las enfermedades, los programas gubernamentales y el trabajo constante de los países ayudan a la eliminación de las mismas. China se ha colocado como un referente en este sentido; al convertirse en el país número 40 en recibir la certificación de libre de malaria.

Expertos aseguran que uno de los principales desafíos en el camino a la erradicación del Covid-19, en relación con la viruela y la poliomielitis, incluyen la mala aceptación de la vacuna en diversos países y la aparición de variantes del virus pandémico, cuyas diferencias pueden ser más transmisibles o inmunes ante la protección de las vacunas actuales.

Teniendo en cuenta el ámbito optimista, el profesor Wilson asegura que el virus del Covid-19, eventualmente alcanzara su límite de mutaciones. Ante esta situación, la industria farmacéutica desarrollaría nuevas vacunas con la finalidad de hacer frente a las diversas cepas de la enfermedad.

Michael Baker, profesor del Departamento de Salud Publica de la Universidad de Otago y coautor del presente estudio, asegura la posibilidad de aprovechar la preocupación mundial por la pandemia. "La escala masiva de los impactos sanitarios, sociales y económicos del COVID-19 en la mayor parte del mundo ha generado un interés mundial sin precedentes en el control de enfermedades y una inversión masiva en programas de vacunación".

"A diferencia de la viruela y la poliomielitis, el control de COVID-19 también se beneficia del impacto adicional de las medidas de salud pública. Controles fronterizos, distanciamiento social, rastreo de contactos y el uso de máscaras, pueden ser sumamente efectivos si se implementan correctamente".

Lograr la erradicación del Covid-19 y mantener dicho estatus durante largos períodos en varias jurisdicciones de la región de Asia y el Pacífico (China, Hong Kong, Taiwán, Australia y Nueva Zelanda) es posible. Este tipo de medidas y los resultados obtenidos proporcionan una prueba respecto al concepto una erradicación global técnicamente posible.

DESCARGA LA NOTA  SÍGUENOS EN GOOGLE NEWS

 

?>