Estados Unidos promueve un programa de recompensas para frenar los ciberataques

 17-07-2021
Andrés Zimbrón

 

   

 

Crédito foto: Joan Gamell en Unsplash

Crédito foto: Joan Gamell en Unsplash

 

El Departamento de Seguridad de Estados Unidos ofrecerá recompensas de hasta 10 millones de dólares por información que conduzca a la identificación de cualquier persona involucrada en actividades cibernéticas ilícitas. Un grupo de trabajo creado por la Casa Blanca coordinará los esfuerzos por detener las actividades criminales en Internet a fin de proteger la infraestructura crítica del país.

La administración del presidente Joe Biden a través del sitio web Stopransomware, ofrece los recursos públicos para contrarrestar la amenaza y construir más resiliencia en las redes. En la página de Internet, los usuarios pueden reportar un incidente ya sea si fueron víctimas de un ciberataque o tienen información valiosa que podría beneficiar a las autoridades.

Tanto el Centro de Denuncias de Delitos en Internet como el Servicio Secreto de Estados Unidos proporcionan al público un mecanismo de denuncia fiable y conveniente para prestar información al Buró Federal de Investigaciones (FBI). Esta situación surge después de que la Red de Aplicación de Delitos Financieros del Departamento del Tesoro trabajara con bancos, compañías de tecnología y otras instituciones a fin de frenar el lavado de dinero con criptomonedas.

Con ello, los funcionarios de seguridad pública en Estados Unidos esperan incautar más pagos por extorsión en casos de ransomware. Así como lo hizo el FBI cuando recuperó un monto de 4,4 millones de dólares después de haber pagado el rescate en el caso de Colonial Pipeline en mayo de 2021.

En cuanto a las recompensas, las instituciones señalaron que provienen de un programa denominado Recompensas por la Justicia del Departamento de Estado. Ahí se estipula que, ofrecerán un mecanismo de informes de consejos a través de la dark web para proteger las fuentes donde podrían identificar a los hackers. "Nuestro programa de recompensas incluso, puede ser cobrado también en criptomonedas", detalló la agencia federal en el comunicado.

Medidas de esta índole son tomadas por las autoridades de Estados Unidos después de haber sido víctimas de grandes ciberataques. En mayo de 2021, el FBI informó sobre un ataque que tenía como objetivo robar los datos corporativos del oleoducto Colonial Pipeline. El ransomware bloqueó los sistemas informáticos mediante un cifrado de datos paralizando las redes sociales y exigiendo un rescate para desencriptarlo.

Asimismo, el pasado 3 de julio de 2021, más de mil empresas en Estados Unidos resultaron afectadas por un ciberataque de tipo ransomware las cuales gestionaban productos TI. El ataque fue realizado por medio de un malware perteneciente al grupo delictivo ruso REvil quienes solicitaron cerca de 44 millones de dólares para recuperar los sistemas afectados.

DESCARGA LA NOTA  SÍGUENOS EN GOOGLE NEWS