Identidad digital descentralizada se convierte en opción segura de datos personales

 08-04-2021
Patricia Manero

 

   

 

Crédito foto: Freepik

Crédito foto: Freepik

 

El robo de identidad digital es un delito que aumenta a gran velocidad y tiene un gran crecimiento en México. Según datos del Banco de México (Banxico), en 2020 el país ocupaba el octavo lugar a nivel mundial de prevalencia de este delito. Hoy más que nunca, las personas usan su identidad digital permanentemente: en el trabajo, en la casa y en todas las aplicaciones, dispositivos y servicios con los cuales interactúan cotidianamente. Sin embargo, hasta ahora, los datos personales no eran propiedad de la persona, sino eran controlados y pertenecían a un tercero, ya sea empresa u organismo. La función de identidad descentralizada digital es una innovación que promete reestructurar por completo el paradigma actual, pues proporciona a los usuarios la propiedad y control de su identidad digital.

Actualmente, cuando un ciudadano se registra en una universidad o se afilia a la seguridad social, los datos personales brindados pertenecen a la organización, no a la persona. Ésta, a lo sumo, brinda permisos y consentimientos de uso, pero no es dueña de esos datos. En este sentido, la identidad descentralizada es el núcleo de las credenciales verificables de Microsoft Azure Active Directory (Azure AD). Esta se fundamenta en la idea de que la identidad digital pertenece al ciudadano y, por lo tanto, ellos son quienes deciden a quién o dónde quiere dar acceso a sus datos a través de credenciales verificables que lleva en su dispositivo móvil.

La identidad descentralizada funciona a través de diferentes credenciales que pertenecen al usuario. Al crear una cuenta -sea laboral, académica, entre otras-, el usuario obtiene una credencial asociada al conjunto de datos parte del proceso de alta y se inserta en la blockchain. El nuevo modelo de identidad se sustenta en la tecnología blockchain, donde los usuarios tienen el control de la gestión de los permisos de uso de sus datos, por lo tanto, es más seguro que depender de sistemas centralizados para su gestión.

"Se trata de una función con impacto global que modifica el ecosistema de identidad digital y empodera a los ciudadanos. Ya no es un banco, un hospital o un servidor el que tiene potestad y control de la identidad, sino que es el usuario el propietario de sus datos", afirma Sebastián Stranieri, CEO de VU en un comunicado enviado a NotiPress. Bajo esta línea, VU es una empresa multinacional especialista en la industria de proveedores de soluciones para verificación de identidad. Fue elegida por Microsoft para participar en la vista previa pública de la nueva función robusteciendo la definición de estándares y verificabilidad.

A través de tecnología desarrollada por VU, el usuario escanea un ID y se toma una selfie para generar las credenciales verificables en la aplicación Microsoft Authenticator. Luego utilizará estas credenciales para demostrar su identidad frente a distintos organismos. La nueva solución permite a las organizaciones verificar una amplia variedad de atributos, como documentos y datos electrónicos, al mismo tiempo que los individuos tienen un mayor control sobre el acceso a su información.

"Una de las ventajas del sistema es que se valida la información sobre las personas y las organizaciones de una manera más simple y segura, sin necesidad de datos como usuario, contraseña, preguntas de seguridad, papelerío. Además, no se duplican ni se comparten datos innecesarios", sostiene Nicolás Arias, director de proyectos especiales de VU.

Por ejemplo, si alguien quiere postularse a un trabajo, esa persona puede simplemente compartir su credencial universitaria previamente verificada para que la empresa confirme la veracidad y validez de dicha credencial. La persona también puede restringir o revocar el acceso de la organización cuando lo desee. El sistema ya está siendo probado por la Universidad Keio de Japón, por el gobierno de Flandes en Bélgica y por el Servicio Nacional de Salud (NHS) de Reino Unido. En este último, en cada hospital los trabajadores de la salud verifican su identidad con sus credenciales en menos de un minuto y pueden comenzar a laborar con los pacientes inmediatamente.

Dicha iniciativa de identidad descentralizada cobra mayor relevancia en el contexto actual por la oportunidad que brinda a múltiples organizaciones y gobiernos de compartir un mismo lenguaje tecnológico. Este nuevo lenguaje permitirá simplificar las operaciones y trámites en función de acercar a los ciudadanos a los organismos gubernamentales. Esto puede ser particularmente importante cuando se habla de pasaportes sanitarios o certificados de vacunación.

En Europa, desde 2018 está en vigencia el Reglamento General de Protección de Datos (GDPR) a nivel bloque. En América Latina, muchos gobiernos de la región están desarrollando o actualizando sus marcos legales en la materia. En México, por ejemplo, el tema de la ciberseguridad y la protección de datos ha cobrado relevancia en los años recientes. Algunos organismos, tanto públicos como de la iniciativa privada, ya trabajan en la creación de mecanismos que ayuden a crear un entorno más seguro para los usuarios en el país. Hoy en día, se discute la creación de la Ley General de Ciberseguridad para normar, sancionar y proteger a la sociedad. Así como a las instituciones en el ámbito digital, además de contar con un marco legal para sancionar los delitos cibernéticos.

Desde 2016, VU trabaja con Microsoft para ofrecer soluciones que ayuden a las empresas y gobiernos a ser más competitivas mientras protegen la identidad digital, reducen el riesgo transaccional, mejoran la experiencia del usuario y previenen el fraude. En 2019 y 2020, VU fue reconocida como Country Partner del Año por Microsoft en Argentina y en Bolivia respectivamente. Esto tras el desarrollo de una solución para la industria bancaria que permite a las personas acceder a su información financiera a través de dispositivos móviles con tan solo una selfie, sin necesidad de ingresar datos como documento, usuario ni contraseña.

DESCARGA LA NOTA  SÍGUENOS EN GOOGLE NEWS