Mediante inteligencia artificial se analizó la aceptación de vacuna en redes sociales

 06-04-2021
A Amigon

 

   

 

Crédito foto: Foto de Solen Feyissa en Pexels

Crédito foto: Foto de Solen Feyissa en Pexels

 

Gran parte de los esfuerzos globales por las autoridades sanitarias y la comunidad científica durante 2020 se dirigieron a la creación de vacunas contra la Covid-19. Sin embargo, aunque gran porcentaje de la población en países de altos y medios ingresos ya están recibiéndolas, la desinformación también se encuentra presente. Investigadores realizaron un estudio mediante inteligencia artificial para determinar la aceptación de las vacunas en redes sociales.

El estudio fue publicado en el Journal of Medical Internet Research (JMIR) por investigadores de diversas instituciones en Estados Unidos y Escocia. El equipo consideró revisar la opinión pública, teniendo en cuenta la necesidad de la cooperación del público en general para alcanzar la inmunidad de rebaño.

Para ello, se extrajeron 300 mil publicaciones de redes sociales relacionadas a las vacunas contra la Covid-19. De estas, 23 mil 571 fueron publicaciones de Facebook y 40 mil 260 tweets en Reino Unido, junto a 144 mil 864 posts de Facebook y 98 mil 385 tweets de Estados Unidos. Mediante el uso de inteligencia artificial, procesadores naturales del lenguaje y deep learning, se pudo identificar, catalogar y analizar los sentimientos y tópicos en redes sociales.

Los resultados demostraron gran parte de las publicaciones tienen una actitud positiva hacia las vacunas contra el coronavirus. En Reino Unido se encontró 58% de los posts y tweets en redes sociales tienen sentimientos positivos, en Estados Unidos el 56%. Los sentimientos negativos estuvieron presentes en 22% y 24%, así como la neutralidad en 17% y 18% respectivamente. Los tópicos fueron acerca de su desarrollo, efectividad y pruebas así como preocupaciones acerca de su seguridad, disponibilidad y control corporativo.

Ante la presencia de desinformación y datos falsos acerca de la pandemia, la Organización Mundial de la Salud declaró una infodemia. Ya diversos estudios han analizado el impacto y la fácil distribución de información falsa sobre la crisis sanitaria. Otro estudio del JMIR encontró la información más compartida tiende a ser la más creída por usuarios, a pesar de no haber sido verificada.

Otro estudio, esta vez publicado en la revista Nature, halló muchas veces la información falsa se propaga de manera accidental. Esto debido a que los usuarios de redes sociales priorizan el impacto social antes que la veracidad o la calidad de las notas y estudios. Por su peso en la infodemia, Facebook y Twitter han realizado diversas acciones para evitar la propagación de datos los cuales cambien la opinión pública contra las vacunas o medidas sanitarias.

La investigación concluyó, además de la positividad y el optimismo publico por la vacuna, de la importancia de enfoques con inteligencia artificial en análisis de redes sociales. Instituciones y gobiernos podrían conocer la actitud pública, como en el caso de la vacuna de Covid-19, se conocerían las preocupaciones y crearían políticas efectivas contra la desinformación.

DESCARGA LA NOTA  SÍGUENOS EN GOOGLE NEWS