Investigadores del MIT desarrollan teijido inteligente para ropa

 11-05-2020
Ricardo Cocoletzi

 

   

 

Yoel Fink, profesor del Instituto Tecnológico de Massachusettes, es el encargado de dirigir a un equipo en el desarrollo de fibras y telas con propiedades computacionales avanzadas. El doctor en Ciencia e Ingeniería de Materiales Gabriel Loke, autor principal del artículo "Fibras funcionales avanzadas dibujadas térmicamente: nueva frontera de la electrónica flexible", explica cuáles son aplicaciones de esta tecnología y los desafíos subyacentes.

Todo esto lleva a una pregunta obligada, ¿Esta tecnología podría ser utilizada en el sector salud?. Y es que con la problemática generada por Covid-19, las tecnologías encaminadas hacia la salud han desarrollado y acelerado diversas aplicaciones para romper los paradigmas y poder contar con tecnología inteligente que pueda convertirse en señales tempranas de advertencia para los problemas de salud de un individuo.

Ningún objeto hecho por el hombre es más omnipresente o expuesto a datos más vitales que la ropa ¿No sería genial si de algún modo pudiéramos enseñar a nuestros tejidos a detectar, almacenar, analizar, extraer y comunicar esta información potencialmente útil?, comento Loke en una entrevista. Este argumento hace pensar que nuestras prendas de uso diario pudieran ser transformadas en una "computadora".

Loke describe esta computadora en base a cuatro principios. Primero, las capacidades de una sola hebra de fibra avanzarán rápidamente con el tiempo a través de nuevos materiales y enfoques escalables. Segundo, ensamblaje sinérgico de estas fibras en una tela cuya posición permita capturar, almacenar y procesar grandes cantidades de datos de nuestros cuerpos. Tercero, desarrollo de telas con inteligencia artificial, donde los algoritmos de aprendizaje automático puedan descubrir y obtener datos sobre patrones corporales. Cuarto, las telas se convertirán en plataformas sofisticadas que atiendan a una gran población.

Durante los últimos años, un método de fabricación llamado "dibujo de fibra térmica" ha dado como resultado una variedad de combinaciones de materiales y funciones, incluyendo monitoreo de frecuencia cardíaca y comunicación óptica. Todo este desarrollo ha llevado a que la Ley de Moore pueda ser aplicada para las fibras inteligentes, dicha ley expresa que cada dos años el numero de transistores en un microprocesador.

Similar a la computación, a medida que avanza el desarrollo de la ropa inteligente sus componentes y la potencia informática con la que se trabaja, irán reduciendo su tamaño e incrementando las capacidades del mismo volviendo mas eficiente este tipo de herramientas. Pero para lograr este objetivo, "es necesario que las nuevas generaciones puedan ver el potencial que posee una tela", comenta Loke.

Existen grandes oportunidades e innovación para nuevas empresas dedicadas a este rubro. Pese a que esta tecnología es joven, se anticipa el ingreso de esta tecnología al dominio digital, por lo que la incorporación de circuitos digitales en una fibra, representa el primero de muchos pasos para lograr las capacidades informáticas deseadas en las fibras y telas, desarrollando así las llamadas, "computadoras de tela".

A corto plazo comenta el doctor Loke, el objetivo de esta tecnología es desarrollar una construcción de las telas que permitan una comunicación eficaz entre las fibras mientras conservan las cualidades convencionales de las telas. Por otro lado, la integración de la inteligencia artificial, se requiere grandes conjuntos de datos proporcionados por nuestro cuerpo, necesitando entonces, sensores transparentes y resistentes que soporten el uso cotidiano de una prenda.

Con todo esto se pretende un uso prolongado de esta computadora de tela, como con cualquier otro dispositivo. Aspectos como la flexibilidad, la capacidad de lavado y la potencia de los sensores de las fibras, generaran un desarrollo importante en el muestreo de datos del cuerpo desde latidos, respiración e incluso datos de músculos. Además, el uso de telas inteligentes podrá permitir funciones más completas mediante el diseño de sensores proporcionando así, un soporte de datos confiable para la inteligencia artificial.

DESCARGA LA NOTA  SÍGUENOS EN GOOGLE NEWS

 

-