MIT diseña corazón biónico para desarrollar mejores dispositivos cardíacos

 31-01-2020
B Amigon

 

   

 

Investigadores del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT) desarrollaron un corazón biónico con el que será posible probar dispositivos cardíacos como válvulas artificiales en función de mejorar su producción y evitar productos de mala calidad.

En Estados Unidos las enfermedades cardíacas son la principal causa de muerte en hombres y mujeres, una de cada cuatro muertes son por su causa y su tratamiento costó 219 mil millones de dólares anuales en 2015, de acuerdo con información del Centro de Prevención y Control de Enfermedades (CDC por sus siglas en inglés).

Como solución y tratamiento, el sector salud diseñó dispositivos cardíacos que ayudarán a las personas con estas enfermedades a vivir saludablemente. Este mercado está valuado actualmente a más de 5 mil millones de dólares y se espera crezca un 13% en los próximos seis años.

Para ayudar en la producción de este mercado, el MIT creó un ‘corazón híbrido biorobótico’, un dispositivo capaz de imitar los movimientos del corazón de forma suficientemente realista para probar, por ejemplo, las válvulas artificiales; evitando el proceso con pruebas en animales.

El corazón biorobótico es un corazón biológico real modificado para soportar las pruebas: el tejido muscular se reemplazó con una matriz robótica suave de músculos cardíacos artificiales, que tendría la función de imitar los movimientos del corazón para llevar la sangre a todo el cuerpo.

Asimismo, el diseño de la matriz robótica resultó demasiado complejo debido a los precisos movimientos y la mecánica del corazón. Fue gracias a la ‘teoría de la banda de miocardio ventricular helicoidal’, la cual considera que una banda helicoidal rodea a todos los ventrículos del corazón en vez de ser músculos diferentes, que el diseño pudo realizarse sin mayor problema.

Otro desarrollo fue la creación de un bioadhesivo capaz de unir el corazón biológico con su matriz robótica sin dañar ninguna de las dos y soportar el movimiento único del corazón. Aunque el corazón híbrido iba a ser cubierto con una capa de silicón, el trabajo de producir un bioadhesivo único no podía evitarse.

"Imaginen que un paciente antes de su implantación de un dispositivo cardíaco pueda ser escaneado para luego ajustar el dispositivo personalmente para que funcione de manera óptima mucho antes de la cirugía", declaró Chris Nguyen del Hospital General de Massachusetts, "además, con ingeniería muscular avanzada, podríamos ver un corazón híbrido biorobótico utilizado como un corazón artificial".

Todas las pruebas luego del diseño fueron exitosas, probando que un corazón híbrido era capaz de imitar el funcionamiento de un corazón humano, quedan pruebas posteriores para empezar la producción de corazones biónicos.

DESCARGA LA NOTA  SÍGUENOS EN GOOGLE NEWS

 

-