Los mitos de la ciberseguridad a evitar para eludir el malware

 13-08-2021
Andrés Zimbrón

 

   

 

Crédito foto: cottonbro en Pexels

Crédito foto: cottonbro en Pexels

 

La ciberseguridad es actualmente un elemento clave para la competitividad de las empresas, un factor que puede evitar no solo riesgos informáticos, sino también pérdidas económicas. Datos del reporte de amenazas realizado por Bitdefender en 2020, los ataques de ransomware a empresas registró un crecimiento interanual del 715%.

Ante ello, es importante contar con herramientas y una estrategia definida a fin de proteger los datos de una empresa y las credenciales de los trabajadores. Desafortunadamente, existen diversos mitos alrededor de la ciberseguridad, por ello, expertos de Quest, empresa en ciberseguridad, explicaron cuáles son los más comunes y cómo evitarlos para proteger la información.

El primer mito, tener una contraseña segura es suficiente para salvaguardar la información empresarial o la de cualquier empleado. Esto es cierto, pero tener una contraseña de más de 12 caracteres o difícil de recordar no es un filtro de seguridad eficaz. Por eso, los usuarios deben cambiar la contraseña cada 120 días, hasta crear contraseñas con caracteres especiales puede reducir el robo de identidad o cualquier otro acto ilícito informático.

Un segundo mito recurrente es que la mayoría de las amenazas cibernéticas solo tienen procedencia externa, es probable, pero los ataques más recurrentes en realidad vienen de brechas de seguridad internas. Ante ello, en Quest explican, "Proteger la ubicación/acceso físico de los servidores es clave para reducir el riesgo de robo o manipulación de datos". Capacitar a los trabajadores en temas de ciberseguridad es esencial, principalmente si se trabaja con información o documentos confidenciales en línea.

El tercer mito más popular es; si hay una contraseña en una red Wi-Fi, entonces es segura. Aunque es difícil robar la clave de una conexión Wi-Fi, todavía existen vulnerabilidades que deben conocerse y saber cómo protegerse de ellas. Es importante siempre visitar sitios web con HTTPS al comienzo de la URL, pues las páginas con ese protocolo de seguridad son más seguras. También otra medida es instalar una Red Privada Virtual (VPN) y enrutar el tráfico de Internet a un servidor propiedad de la empresa, ello evitará que los hackers vean cualquier información.

Otro mito de la ciberseguridad es que requiere de una inversión financiera significativa y en ocasiones no es costeable para una empresa. Esto es un hecho, pero en términos de gastos por robo de información en comparación a protección informática resulta más económico invertir en ciberseguridad.

Expertos en Quest destacan que valorar una consultoría externa de fabricantes y organizaciones de tecnología con experiencia puede crear un plan efectivo de seguridad adaptado a las necesidades de cada compañía. Asimismo, crear con el socio de tecnología un plan de recuperación de desastres para documentar todos los pasos en caso de sufrir un ataque de ciberseguridad.

Poder lograr una ciberseguridad solo con una acción aislada es el quinto mito en la lista, pues mantenerse al tanto de la seguridad informática es un esfuerzo continuo. "Es posible tener todas las herramientas y estrategias adecuadas establecidas, pero el panorama siempre está evolucionando", apuntan expertos en Quest.

Debido a esta situación, es esencial hacer un esfuerzo dentro de las empresas para manejar todos los datos con cuidado y de forma adecuada. Ello podrá brindar la capacitación actualizada a fin de mantener la continuidad y hacer de la ciberseguridad un elemento clave para optimizar los procesos en cualquier organización.

Quest, identifica a la ciberseguridad como una prioridad a medida que las firmas realizan transacciones en línea y comparten información digitalmente. En consecuencia, actualizar con mejores enfoques para la seguridad en una firma ayudará a construir un plan de ciberseguridad más efectivo.

DESCARGA LA NOTA  SÍGUENOS EN GOOGLE NEWS