Policía de Londres utiliza reconocimiento facial para hallar criminales

 04-03-2020
B Amigon

 

   

 

Como parte de los avances tecnológicos en seguridad, la Policía Metropolitana de Londres utilizó su tecnología de reconocimiento facial en vivo (LFR) en Oxford Circus para escanear los rostros de los transeúntes y hallar criminales con órdenes de arresto; sin embargo, el reconocimiento se realizó a 8,600 personas sin su conocimiento y sólo fue hallada una persona.

De acuerdo con un reporte publicado por la policía, el despliegue de LFR 2020 realizado el 27 de febrero tenía una lista de 7,292 personas objetivo en Oxford Circus, de las cuales se obtuvieron ocho alertas en el reconocimiento de aproximadamente 8,600 rostros; siete de estas alertas resultaron falsas y sólo una fue positiva.

"El despliegue de la LFR va acompañado de la señalización clara que alerta al público sobre el hecho de que la LFR está en funcionamiento", declaró un vocero de la policía metropolitana a Business Insider, "queremos que el público sepa que estamos allí y queremos garantizar que estamos trabajando por la seguridad de Londres".

La tecnología de reconocimiento facial es un tema de gran controversia en la comunidad científica, mientras los gobiernos del mundo abogan por la seguridad, los activistas están preocupados por la extrema vigilancia así como el mal uso de los datos biométricos recopilados no sólo por el gobierno, sino también por las empresas.

En China, un caso extremo es el reclamado por activistas debido a la violación de los derechos por parte del gobierno de Xi Jinping al utilizar esta tecnología para identificar a las personas pertenecientes a minorías musulmanas, todo con el fin de encerrarlos en campos de concentración, aunque de forma general está tecnología funciona en todas las calles del país y tiene la capacidad de multar a cualquier ciudadano que no cumpla las normas.

Rusia es otro país a favor de esta tecnología pues no considera que los sistemas de reconocimiento facial representen una violación a la privacidad de los ciudadanos, al contrario de países como Estados Unidos donde estas tecnologías han sido prohibidas en San Francisco, Oakland, Portland, entre otras, por legislaciones estatales en protección de datos.

El caso de Londres demuestra los puntos en contra y favor acerca de esta tecnología, como grupos civiles han demostrado: Utilizar una tecnología que no protege los datos biométricos de gran parte de los ciudadanos. La policía metropolitana continuará los despliegues de LFR en lugares concurridos, a pesar de que activistas buscan reemplazar las cámaras con tecnología de reconocimiento facial en las ciudades.

DESCARGA LA NOTA  SÍGUENOS EN GOOGLE NEWS

 

-