Realidad aumentada, una herramienta que también beneficia al comercio minorista

 22-04-2021
Andrés Zimbrón

 

   

 

Crédito foto: Wiki Commons

Crédito foto: Wiki Commons

 

Dentro del comercio minorista la realidad aumentada (RA) se ha convertido en una herramienta indispensable para su desarrollo y expansión. Dada la creciente dificultad para establecer contacto efectivo con clientes potenciales y mantener su fidelidad, la realidad aumentada emerge como una solución para el mercado.

La realidad aumentada, es una tecnología que superpone objetos virtuales a una vista en entornos reales, permitiendo a los usuarios visualizar el funcionamiento de los objetos y la manera en que encajan en el mundo real. Investigadores de la Universidad de Hong Kong y la Singapore Management University publicaron un artículo donde identifican los cuatro usos amplios de la realidad aumentada en entornos minoristas.

El estudio publicado en el Journal of Marketing señala en el primer punto que una de las funciones más populares es de entretenimiento. La RA transforma los objetos estáticos en objetos 3D, interactivos y animados, ayudando a los vendedores a crear experiencias frescas donde cautiven y entretengan a los clientes. "Los vendedores pueden usar experiencias habilitadas con RA para conducir durante sus trayectos a casa o empleos", señala Yong-Chin Tan, autor principal del artículo.

Asimismo, la otra forma de emplear la realidad aumentada en el comercio minorista es para educar a los clientes, es decir, debido a su formato interactivo e inmersivo, las empresas pueden entregar de forma eficaz contenido e información. Toyota y Hyundai utilizan la RA para demostrar características clave y tecnologías innovadoras en sus vehículos de una forma vívida y visualmente atractiva. La realidad aumentada también puede servir para proporcionar información sobre la existencia de un producto en tiendas físicas o soporte técnico de productos.

Otro uso práctico de la realidad aumentada está enfocado en la evaluación de un producto al conservar el entorno físico de fondo y resaltar los elementos visuales. Ello permitirá a los usuarios a apreciar de una mejor manera los artículos y sus contextos de consumo reales. Por ejemplo, IKEA utiliza RA para superponer modelos 3D y a escala real de muebles en una vista en vivo de las habitaciones de los clientes. De esa manera, los clientes pueden tomar una mejor decisión a la hora de elegir un mueble a la medida.

Para mejorar la experiencia de consumo después de una compra, la realidad aumentada es una herramienta que redefine la forma donde se experimentan o consumen ciertos productos. McDonald´s en un intento por abordar el escepticismo sobre la calidad de sus ingredientes alimenticios, utilizó la realidad aumentada para permitir a sus clientes descubrir los orígenes de cada alimento. La empresa de comida rápida muestra con una narración de historias y animaciones en 3D sobre el proceso de elaboración, producción y preparación de los productos finales antes de realizar cualquier compra.

LEGO lanzó recientemente varios conjuntos de bloques especialmente diseñados que combinan los entornos físicos con la RA a través de una aplicación en dispositivos móviles. Los niños e incluso adultos, pueden interactuar con personajes animados de LEGO en los sets físicos creando una experiencia de juego completamente nueva.

Si bien, el artículo muestra los puntos esenciales donde los minoristas pueden emplear la realidad aumentada, lo cierto es que el uso de la misma tiene un efecto positivo en las ventas. En general, el impulso el cual puede darle a un negocio o empresa, puede parecer en apariencia pequeño. Sin embargo, cada vez más la realidad aumentada tiene un impacto positivo en los productos y marcas que no son tan populares y buscan posicionarse en el comercio minorista.

DESCARGA LA NOTA  SÍGUENOS EN GOOGLE NEWS