Tecnologías capaces de combatir el cambio climático

 26-11-2019
Patricia Manero

 

   

 

De acuerdo con datos del más reciente informe del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC), el incremento de 1,5°C en la temperatura implicaría un mayor riesgo para la sociedad, pues un mayor número de personas estaría expuesto a riesgos relacionados con el clima, por ejemplo, inundaciones e incendios. Asimismo, para 2030 el cambio climático podría segregar a más de 100 millones de personas a la pobreza.

En este sentido, se estima que el impacto económico de desastres naturales provocados por la actividad humana es equivalente a una pérdida de 520 mil millones de dólares al año, y año con año desplaza a 26 millones de personas a la pobreza. Igualmente, el impacto del cambio climático ya es medible en materia de salud, ya que la contaminación atmosférica es responsable de más de siete millones de muertes prematuras al año, y los costos para la salud llegarían a los 4 mil millones al año para 2030.

Según el Panel Intergubernamental sobre el Cambio Climático de Naciones Unidas, el mundo deberá reducir sus emisiones de gases invernadero en un 70 por ciento para 2050 en función de evitar niveles de calentamiento global catastróficos, los cuales podrían ocasionar la desaparición de ciudades, sequías y extinciones masivas. De esta manera, se propone a la tecnología como una gran aliada para luchar contra el impacto del cambio climático.

Actualmente los avances son lentos, pero ya existen avances tecnológicos que ayudan a generar nuevas fuentes de energías renovables de forma más eficiente. En este sentido, la Universidad de Harvard desarrolló una especia de hoja "biónica" con la capacidad de captar y convertir el 10 por ciento de la energía originada de la luz solar, con un rendimiento 10 veces mejor a la fotosíntesis de la planta normal. Además, el Centro Conjunto de Fotosíntesis Artificial de Estados Unidos creó un dispositivo solar que convierte el CO2 en formiato, con una eficiencia del 10 por ciento.

La agricultura optimizada está en tendencia en Latinoamérica, el gobierno de Filipinas llegó a un acuerdo con la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) en función de usar drones que logran identificar cuáles zonas agrícolas están más en riesgo por desastres naturales y evaluar eficientemente los daños; Panamá también está desarrollando un proyecto que enseñará a la población alejada de la ciudad a manejar drones para el monitoreo, mantenimiento y cuidado de los bosques.

El uso del Big Data es clave para el análisis de desastres naturales. En este sentido, BBVA en colaboración con UN Global Pulse desarrolló un proyecto dirigido a medir resiliencia de áreas afectadas por desastres naturales mediante datos. El proyecto se enfoca en el análisis de las operaciones de las personas en función de analizar su comportamiento financiero antes y después de sufrir un desastre, todo para mejorar la ayuda humanitaria, los proyectos de prevención, recuperación y reconstrucción.

Tecnología y humanidad son dos términos que se unen para crear nuevas formas de innovar en función de ayudar a la población a luchar contra el impacto del cambio climático.

DESCARGA LA NOTA  SÍGUENOS EN GOOGLE NEWS

 

-