Tecnologías inmersivas para el bienestar de pacientes en hospitales

 19-04-2021
Andrés Zimbrón

 

   

 

Crédito foto: Maxim Hopman en Unsplash

Crédito foto: Maxim Hopman en Unsplash

 

En el campo de la telemedicina, las tecnologías inmersivas como la realidad virtual, realidad aumentada y realidad mixta, se están convirtiendo en herramientas indispensables para cualquier industria. Si bien estas tecnologías comenzaron a ser tendencia antes de la pandemia por Covid-19, no es de extrañarse que a partir de la crisis de salud pública diferentes áreas incluyendo la medicina busquen una solución digital.

Uno de los problemas más recurrentes de pacientes en hospitales es el ruido excesivo que puede ocasionar varios problemas a corto y largo plazo, entre ellos, alteraciones del sueño, efectos cardiovasculares o la pérdida auditiva. Ante esta situación una startup llamada Spatial desarrolló un dispositivo capaz de crear ambientes más tranquilos y relajantes para los pacientes en hospitales.

Según la compañía, Spatial es una solución que involucra equipos para crear e implementar paisajes sonoros, el programa se puede ejecutar en cualquier ordenador y emitir sonido a cualquier altavoz. La compañía desarrolló el software para ser manipulado a través de una aplicación móvil y su uso no está limitado a hospitales, también se puede emplear en museos, hoteles, espacios públicos, etc.

Darrell Rodríguez, director de operaciones de Spatial, señaló que la empresa busca obtener además de ganancias, un impacto social para beneficiar a las personas a través de las tecnologías inmersivas. "Nuestra intención es ofrecer a la personas experiencias que puedan ayudarles a restaurar su tranquilidad y mejorar su calidad de vida".

Otro punto clave que concentra Spatial es crear una sala de tranquilidad diseñada para las familias de pacientes en etapa terminal. La sala de resiliencia proporciona experiencias restauradoras y de curación inmersiva y vacaciones virtuales para las personas en momentos difíciles. Es decir, los miembros de la familia pueden sanar y canalizar sus emociones a raíz de una pérdida o de alguna otra experiencia particularmente estresante.

Por otra parte, el enfoque de las tecnologías inmersivas también está empezando a implementarse en el campo de las cirugías mediante el diseño virtual en 3D. Con la realidad virtual, aumentada o mixta, se puede calcular previamente a detalle el tipo de operación que necesite algún paciente.

Asimismo, enfermedades como Alzheimer pueden reducir sus efectos mediante el uso de la realidad virtual al observar con lentes virtuales imágenes de lugares y personas quienes ya no pueden reconocer. En tanto, con juegos desarrollados es posible diagnosticar con anticipación si las personas propensas a padecer Alzheimer y brindar un diagnóstico más preciso.

Si bien los usos de las tecnologías inmersivas están más enfocados en empresas, educación o misiones espaciales, comienzan a ser una herramienta muy útil para la medicina. Un campo donde la realidad virtual, realidad aumentada y realidad mixta tienen mucho que aportar a uno de los temas más desafiantes de la sociedad.

DESCARGA LA NOTA  SÍGUENOS EN GOOGLE NEWS