Usuarios premium de OnlyFans descargan contenido para compartirlo ilegalmente

 19-06-2020
Andrés Zimbrón

 

   

 

Las especulaciones de una base de datos masiva de contenido para adultos robado de las cuentas de suscripción de OnlyFans que se publicaron a través de las redes sociales y sitios web pornográficos, fueron ciertas. La fuga de contenido audiovisual, llamada por los creadores de contenido de esa plataforma como Onlyfans Leaks, no se trató de una violación de seguridad de la plataforma ni de ningún otro tipo de estafa común en Internet, sino que varios usuarios suscritos descargaron el contenido y compartieron los enlaces de los archivos para que otros usuarios pudieran verlo.

De ninguna manera se trató de un ataque a la seguridad de la plataforma, ni tampoco se trató de algún malware o un ransomware, sino fue provocado por algunos usuarios con conocimientos básicos de programación, ya que descargar un video uno por uno sería muy laborioso y requiere de mucho tiempo, por esa razón los usuarios hicieron uso de una herramienta llamada Scraper, un software capaz de recorrer cualquier sitio web y descargar todas las fotos y videos a los que tiene acceso el usuario.

Poco después de la filtración de la plataforma del servicio de suscripción de contenido con sede en Londres, el medio de comunicación Vice en su rama editorial Motherboard contactó a varios artistas y creadores de contenido premium para adultos propietarios de perfiles en la aplicación argumentando que es un enorme problema el hecho de ver publicados los videos que fueron robados por otros usuarios en páginas de pornografía gratuitas y en ocasiones se han visto contenidos monetizados con otras cuentas.

Asimismo, la investigación de Motherboard descubrió una lista de los usuarios que roban el contenido de trabajadoras sexuales utilizando los programas de Scraper sin permiso alguno y distribuyendo en otros sitios para adultos los contenidos y obteniendo ganancias a través de ofrecer los servicios del software para robar los archivos. Otro hallazgo por parte de los investigadores fue una gama vasta de herramientas en línea capaces de almacenar y descargar fácilmente el contenido de la plataforma.

Cabe señalar que algunos de estos programas fueron extensiones del navegador Google Chrome donde ofrecen a los usuarios la opción de descargar el contenido directamente del sitio. por eso Google eliminó la extensión al descubrir que se trataba de una actividad ilícita en internet. No obstante, las personas detrás de la codificación de los softwares comenzaron a aplicar variantes a los programas para no ser descubiertos.

Si bien, no se trata de un hackeo común, si ha comenzado a generar revuelo en las plataformas especializadas en reunir suscriptores premium como lo hace OnlyFans. Más allá de los sitios para adultos, varias personas ejecutan sus propios servidores en plataformas de crowdfunding con la intención de descargar los contenidos exclusivos y luego monetizarlos en plataformas gratuitas, convirtiéndose en una actividad muy lucrativa para los hackers que venden hasta por 10 dólares cada archivo obtenido ilícitamente.

DESCARGA LA NOTA  SÍGUENOS EN GOOGLE NEWS

 

-