Vapear está relacionado con transtornos alimenticios en jóvenes, según estudio

 18-09-2021
Paloma Takahashi

 

   

 

Crédito foto: Unsplash

Crédito foto: Unsplash

 

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), el consumo de cigarrillos electrónicos o la acción de vapear está asociada con el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares, trastornos pulmonares y otros padecimientos. Asimismo, la OMS revela que en Estados Unidos aproximadamente el 70 por ciento de los adultos consumidores de vapeadores también fuman cigarrillos. Mientras que el 33% de los jóvenes consumen por igual vapeadores y los tradicionales de tabaco.

Es importante mencionar, de acuerdo con la autoridad, la nicotina compuesto encontrada en el tabaco, es una sustancia altamente adictiva y puede producir efectos perjudiciales y duraderos sobre el desarrollo cerebral. Siguiendo la misma línea, un estudio publicado en la revista Eating Behaviors encontró que vapear está relacionado con el riesgo de desarrollar un trastorno alimenticio. El hallazgo fue detectado en estudiantes universitarios de Estados Unidos y cabe mencionar, que el aumento de los padecimiento alimenticios creció en la pandemia de Covid-19.

Dicha investigación fue llevada a cabo con una muestra de más de 51 mil estudiantes universitarios de Norteamérica, quienes formaron parte del estudio Healthy Minds 2018-2019. Ante ello, Kyle Ganson, profesor de la Universidad de Toronto y autor del estudio, dijo: "La mayor prevalencia de vapear entre las personas con síntomas de trastornos alimentarios es preocupante. Esto dado que la coexistencia de estos comportamientos puede exacerbar las complicaciones de salud física como problemas cardiovasculares, pulmonares y neurológicos".

En concordancia, los científicos descubrieron, los participantes quienes informaron haber recibido un diagnóstico de trastorno alimenticio como: anorexia o bulimia nerviosa, tenían una mayor prevalencia del uso de vapeadores. De igual manera, entre los que reportaron sobre el uso de cigarrillos electrónicos, el que contiene nicotina fue el más usado entre los participantes con o sin trastornos alimenticios.

Frente a lo cual Ganson añadió: "Las personas pueden vapear nicotina para apoyar los comportamientos y objetivos de los trastornos alimentarios, como suprimir el apetito y catalizar la pérdida de peso. El vapeo de nicotina puede conducir a la dependencia y al uso futuro de múltiples sustancias".

Por su parte, Jason Nagata, profesor de la Universidad de California y coautor de la investigación mencionó: "Los hallazgos del estudio son relevantes, ya que hemos visto un aumento en las derivaciones por trastornos alimenticios y trastornos por uso de sustancias durante la pandemia". A lo cual agregó: "Los jóvenes que tienen dificultades para comer o consumir sustancias deben buscar ayuda de profesionales de la salud. Los médicos deben evaluar a los jóvenes para detectar trastornos alimenticios y consumo de sustancias, especialmente durante la pandemia ".

A modo de conclusión, el uso de cigarillos electrónicos durante la pandemia incrementó los trastornos alimenticios en los jóvenes universitarios estadounidenses. No obstante, es un hecho que por sí solo la acción de vapear es perjudicial, así como fumar tabaco de forma regular. Por eso, los investigadores recomiendan que en Norteamérica debe de haber una regulación de los vapeadores para proteger la salud de los jóvenes.

DESCARGA LA NOTA  SÍGUENOS EN GOOGLE NEWS