1917: ¿una nueva obra maestra bélica del cine?

 13-01-2020
Esteban Cisneros

 

   

 

La crítica especializada ha considerado la nueva película de Sam Mendes, "1917", una obra maestra del cine. Y todo indica que el público está, por una vez, poniéndose de acuerdo con los críticos. Tras ganar el Globo de Oro a Mejor Película Dramática, el filme bélico ha recaudado casi cuatro millones de dólares en Estados Unidos solo en funciones de preestreno, según el sitio especializado The Wrap.

Dicha cinta, un desafío en lo técnico y en lo narrativo, está narrada en un plano secuencia sin pausas, aparentando no tener cortes de edición. Protagonizada por George MacCay y Dean-Charles Chapman (con apariciones de Colin Firth y Benedict Cumberbatch), "1917" tuvo un rodaje frenético y calculado al detalle, justamente para dar la sensación de continuidad y vértigo, lo cual se le ha reconocido a la película. Inspirada en filmes como "Senderos de gloria" (1957) de Stanley Kubrick y "Semilla de maldad" (1958) de Orson Welles -que cuenta con una larguísima toma secuencia-, la cinta promete dar al espectador una experiencia cinematográfica única, justo en una época con un público que prefiere ver películas en casa, gracias a los servicios de streaming.

"1917" es el recuento de una misión de un par de soldados británicos en la Primera Guerra Mundial. Inspirada en las historias de su abuelo, es el trabajo más reciente del director inglés Sam Mendes, acostumbrado a los premios y a los reflectores. En 1999 debutó con la aclamada "Belleza americana", ganadora del Oscar a mejor película de ese año; le siguió "Camino a la perdición" (2002), que exploraba el cine de gángsters. Recientemente dirigió "Skyfall" (2012) y "Spectre" (2015) de la saga James Bond. Con "1917", Mendes busca hacer un alegato contra la guerra y la violencia. "Es lo más parecido al infierno, pone a los humanos al límite", dijo en una entrevista para Vanity Fair.

Universal Pictures ha hecho una intensa campaña de promoción que comenzó con su estreno el 4 de diciembre de 2019 en Reino Unido. La premiere se dio en el contexto del Royal Film Performance, un evento anual en Inglaterra patrocinado por la Familia Real Británica que presenta producciones importantes y recauda dinero para distintas instituciones de ayuda social. Y aunque ha sido proyectada solo en funciones de preestreno para públicos restringidos, las reacciones han sido favorables y los ejecutivos confían en la publicidad de boca en boca (o viral, en la era de Internet).

Por si fuesen pocas credenciales, la Asociación de la Prensa Extranjera de Hollywood le otorgó el Globo de Oro a Mejor Película Dramática el 5 de enero de 2020, por lo que existe una justificada anticipación. Tanto Mendes como el estudio esperan ser firmes candidatos al Oscar, el Premio de la Academia de Cine de Estados Unidos, aún la vara con la que se miden todos los filmes a nivel internacional.

DESCARGA LA NOTA  SÍGUENOS EN GOOGLE NEWS

 

-