Las historietas mexicanas traen consigo un legado para el mundo

 11-05-2020
Tony Ortiz
   

 

Crédito foto: WikiCommons

Crédito foto: WikiCommons

 

La historieta ha sido uno de los elementos más efectivos para incentivar la lectura en los jóvenes, pero no solo ellos se han visto beneficiados de este género literario. Al paso de los años, su producción se ha reducido en México debido a las nuevas formas de entretenimiento como el streaming o el Internet, sin embargo siguen siendo parte muy importante de la historia cultural mexicana.

Memín Pinguín es una de las historietas más populares entre los mexicanos y es creación de una de las más prolíficas escritoras de guiones de historieta Yolanda Vargas Dulché. La historia gira en torno a las aventuras de Memín, un niño travieso, pero con un gran corazón que comparte su infancia con grandes amigos y con su madre. Memín nació de la pluma de la escritora en 1945 y tuve 372 capítulos reeditados en varios momentos del siglo XX. Actualmente es de las pocas historietas que todavía podemos encontrar en algunos puestos de revistas.

También de la mano de Yolanda Vargas Dulché y de su esposo Guillermo de la Parra, encontramos el clásico Lágrimas, risas y amor que llegó a vender millones de ejemplares durante su época de oro. Editado en un principio por la editorial EDAR, posteriormente llamada Grupo editorial Vid, cuenta con muchos títulos que son reconocibles todavía hoy en día como Rubí, Gabriel y Gabriela, Carne de ébano, Rarotonga, Ladronzuela, entre muchas otras. Lágrimas y risas dejó de editarse tras el cierre de Grupo editorial Vid, pero muchas de sus historias se han relanzado en cine, series y televisión.

Kaliman es uno de nuestros superhéroes nacionales. Creado originalmente para la radio por Modesto Vázquez González, su popularidad le brindó la oportunidad de saltar a las páginas de los cómics de la mano de Hector González Dueñas (Víctor Fox) y Clemente Uribe Ugarte con historias emocionantes, misteriosas y épicas. Kaliman era acompañado en sus aventuras por su gran amigo Solín, quien fuera descendiente de faraones. La revista inicio con colores sepia para posteriormente editarse a colores durante su tiempo de vida que fue de casi 30 años. Alcanzó más de mil 300 números.

Gabriel Vargas es el creador de una de las familias más queridas de las historietas. La familia Burrón se creó en 1948 y tuvo 1616 número terminando su edición en 2009 con 60 años de historias ininterrumpidas. Las aventuras de esta familia de clase baja en México hizo un análisis crítico a partir de la comedia de la situación de las familias mexicanas con personajes inolvidables como Doña Borola Tacuche, Don Regino Burrón, así como sus hijos Regino y Macuca. Utilizando ironía, farse y una crítica mordaz sus historias resultarán familiares para muchas personas.

Aunque estas historias han dejado de publicarse todavía pueden encontrarse en muchas librerías de publicaciones viejas, así como a través de Internet en donde antiguos coleccionistas han puesto a la venta muchos números de estos clásicos de la historia literaria del México.




DESCARGA LA NOTA  SÍGUENOS EN GOOGLE NEWS