Súper zapato: la guerra tecnológica por el mejor calzado en el atletismo

 19-09-2021
Ricardo Cocoletzi

 

   

 

Crédito foto: Freepik

Crédito foto: Freepik

 

Sin duda alguna, el atletismo es una de las disciplinas mas competitivas a nivel mundial, en la pista han sido pocos los atletas que lograron dejar huella en la historia. Sin embargo, el esfuerzo del atleta tuvo un efecto sinérgico, a medida que la tecnología generó cambios en las instalaciones y el equipo utilizado por los mismos.

A partir de 1960, el atletismo atravesó varios cambios tecnológicos que significaron una ruptura con los limites del cuerpo humano e impulsaron la velocidad del mismo. En esta década, las pistas cambiaron el material de cenizas o arcilla por una mezcla de caucho y asfalto, hasta llegar al tartán. Público, entrenadores y atletas, observaron la mejora en sus tiempos al romper récords tanto personales como mundiales, fue en estos momentos cuando la ciencia centró su atención en los zapatos de atletismo.

Mejorar el calzado hasta encontrar el denominado "súper zapato" es uno de los objetivos de las principales marcas deportivas a nivel mundial. Este desarrollo tecnológico se hizo más notorio entre los años 2016 y 2019, pues muchos récords en carrera de resistencia, desde los 5 mil metros hasta el maratón, fueron superados.

En 2016 Nike lanzo un prototipo llamado Vaporfly 4%, este calzado se observó en los tres medallistas de la prueba final de los Juegos Olímpicos. El modelo mejoró el rendimiento de los atletas que los portaban en un 4 %, en comparación con el atleta que portaba calzado promedio, de ahí el apodo del mismo.

Tras el lanzamiento del calzado de Nike, se observó que los tiempos de los 50 mejores maratonistas se habían optimizado en un 2% para hombres. En el caso de las mujeres, el tiempo de las 50 mejores corredoras mejoró un 2.6%, el atletismo no sería el mismo después de este "súper zapato".

Indudablemente, las características del zapato han logrado un gran cambio en el mundo del atletismo. En la anatomía del calzado, el peso, la composición del material, el grosor de su talón y la flexibilidad del mismo, logran una mejora en los tiempos del corredor.

Pese al gran resultado otorgado a los atletas por parte de los "súper zapatos", hay quienes consideran esta tecnología como injusta. Con la finalidad de garantizar una competición honesta, la Federación Internacional de Atletismo (World Athletics) publicó una guía en 2020, sobre el calzado permitido en competiciones nacionales e internacionales.

Tecnológicamente hablando, la guerra por tener el "súper zapato" definitivo continua y no parece tener tregua, ni siquiera por el organismo regulador. Si bien es cierto que la tecnología mejora el rendimiento de los atletas, el factor humano aún juega un papel importante en el deporte y difícilmente será reemplazado.

DESCARGA LA NOTA  SÍGUENOS EN GOOGLE NEWS