Continúa debate sobre si usar o no cubrebocas es una medida efectiva contra COVID-19

 03-04-2020
B Amigon

 

   

 

Como medida preventiva ante la pandemia de coronavirus el uso de cubrebocas ha tenido diferentes perspectivas y opiniones alrededor del mundo, sobre todo en el ámbito científico. Las opiniones entre si debe usarse en todo momento al salir de casa, que sólo sea utilizado por personal médico o que no sirven en lo absoluto depende de cada autoridad, gubernamental o científica.

Durante estos meses de crisis sanitaria internacional por la pandemia de COVID-19 las medidas preventivas dichas por investigadores y gobiernos se han mantenido similares en la mayoría de los países: Lavarse las manos con agua y jabón, usar gel antibacterial, cuarentena obligatoria o voluntaria; sin embargo, el uso de cubrebocas como medida tiene diferentes perspectivas.

Por un lado, acciones como las tomadas por el gobierno de México aseguran que su uso debe restringirse al personal médico que atiende a los pacientes con casos severos de coronavirus o, en todo caso, sólo utilizarlos de salir a las calles mientras se está enfermo de influenza o gripe. Las autoridades afirman que traer el cubrebocas sin encontrarse en estas situaciones es de gran irresponsabilidad ciudadana.

Estas medidas han sido las expuestas por la Organización Mundial de la Salud (OMS), quien afirma en su informe técnico, luego del análisis de 76,45 casos infectados en China, que no existe evidencia para afirmar que el virus se transmite por el aire. Así, el uso de cubrebocas resulta inútil en comparación con lavarse las manos.

Sin embargo, otras autoridades y epidemiólogos han refutado estas medidas debido a lo poco que aún se conoce del virus. Israel, República Checa y Eslovaquia, son algunos de los países que han impuesto el uso obligatorio de cubrebocas al salir de casa.

La medida está siendo validada por epidemiólogos e investigadores como Adrien Bruch, microbiólogo de la Universidad de Berkeley, California, quien se basa en la poca información que existe para afirmar una u otra situación. Además, los estudios de la epidemia de SARS en 2003 donde el contagio se redujo en un 70% al usar cubrebocas están siendo traídos a la discusión actual.

"El uso de mascarillas en sí no garantiza la protección si no se combina con otras medidas", afirma Tarik Jasarevic, portavoz de la OMS, "el problema es que la gente puede tener un falso sentimiento de seguridad y olvidar otros gestos esenciales como lavarse las manos".

Mientras la discusión prosigue y se realizan más estudios para comprobar la veracidad de las afirmaciones de uno u otro bando, la OMS recomienda dejar los cubrebocas disponibles al equipo médico que se encuentra cercano a las personas contagiadas con casos severos.

DESCARGA LA NOTA  SÍGUENOS EN GOOGLE NEWS

 

-