Desarrollan algoritmo para predecir actividad de la artritis reumatoide

 27-08-2021
Patricia Manero

 

   

 

Crédito foto: MSP

Crédito foto: MSP

 

De acuerdo con investigadores de Mayo Clinic, la artritis reumatoide es un trastorno crónico y autoinmunitario que se caracteriza por una inflamación y un dolor en las articulaciones. Este padecimiento finalmente lleva a la erosión de los huesos y los cartílagos, a la deformidad de la articulación y a la pérdida de la movilidad. Esta compleja enfermedad afecta a casi 1,3 millones de personas en Estados Unidos.

Bajo este contexto, los investigadores del Centro para Medicina Personalizada y de la División de Reumatología en Mayo Clinic desarrollaron el primer algoritmo de aprendizaje automático capaz de predecir la actividad de la artritis reumatoide en un paciente. Este algoritmo analiza en la sangre los metabolitos bioquímicos, es decir, los productos del metabolismo corporal.

"Contar con medidas rápidas, confiables y graduables para predecir la evolución clínica de la actividad de la enfermedad es importante para los pacientes con artritis reumatoide, pero es una necesidad aún desatendida". Esto afirmó el doctor Jaeyun Sung, biólogo computacional del Centro para Medicina Personalizada y uno de los autores expertos del estudio. El doctor Sung desarrolla métodos analíticos computacionales para entender la complicada relación entre los organismos microbianos y la salud metabólica e inmunitaria del ser humano.

Dicho estudio se publicó en la revista académica Arthritis Research & Therapy y sienta las bases para el seguimiento del avance de la artritis reumatoide. Asimismo, sigue de cerca la inflamación sistémica a través de muestras de sangre solamente. Los resultados ofrecen instrucciones para el posible desarrollo a futuro de pruebas clínicas de laboratorio y diagnósticos digitales que avancen más la medicina de precisión para los pacientes con artritis reumatoide.

Por su parte, el doctor Sung indica, el estudio aporta pistas respecto a por qué hay tanta variación en los síntomas entre los pacientes con artritis reumatoide, hecho que, a su vez, dificulta el tratamiento. "Recurrimos a la sangre porque tiene la posibilidad de aportar una abundancia de novedosos biomarcadores" explicó el experto. "Esto para evaluar no solamente la actividad de la enfermedad, sino también los subgrupos clínicos, los factores de riesgo y los indicadores de la respuesta al tratamiento que complementan las actuales pruebas normalizadas de laboratorio".

El doctor John Davis III, reumatólogo clínico en la División de Reumatología de Mayo Clinic y coautor del estudio, indica, los síntomas por sí solos no permiten notar la actividad de la artritis reumatoide en el paciente. Asimismo, añade que una predicción interpretable mejora el tratamiento clínico de la artritis reumatoide.

"Nuestro estudio resalta la importancia de investigar cuáles funciones bioquímicas se alteran durante la aparición y el avance de la enfermedad, para lo cual las plataformas metabólicas presentan oportunidades incomparables de descubrir novedosos biomarcadores", comentó Davis en un comunicado enviado para NotiPress.

Aprovechar la inteligencia artificial para predecir la actividad de la artritis reumatoide

En el estudio, los doctores Sung y Davis realizaron análisis metabolómicos con su algoritmo de aprendizaje automático en 128 muestras de plasma provenientes de pacientes con artritis reumatoide. Vale la pena señalar, la metabolómica consiste en el estudio a gran escala de pequeñas moléculas (conocidas como metabolitos) dentro de las células, los líquidos biológicos y los tejidos. En los niveles sanguíneos de los metabolitos influyen varios factores, entre ellos, la genética, la inflamación, la alimentación e incluso la flora intestinal.

Investigadores identificaron 33 metabolitos los cuales estratifican a los pacientes en dos grupos diferentes de actividad de la enfermedad. Hay que anotar, en estudios anteriores, ya se vio que algunos de esos metabolitos identificados tienen efectos a favor y en contra de la inflamación en la artritis reumatoide.

"Descubrimos que los metabolitos en la sangre eran diferentes entre los pacientes con mayor o menor actividad de la enfermedad", explicó Sung. Asimismo, añadió que, básicamente eso significa, según la actividad de la artritis reumatoide del paciente, o sea, de si está en remisión o de si está en el lado opuesto y posiblemente sufre mucho dolor, hay diferencia en las sustancias bioquímicas las cuales circulan por la sangre.

Algunas de ellas son moléculas que no deben existir en mucha cantidad en la sangre, mientras que otras son del tipo deseable en gran número. "Esta observación fue lo que nos llevó a cuestionar si los perfiles de las sustancias bioquímicas en la sangre predicen la puntuación de la actividad de la enfermedad del paciente", añadió el doctor Sung.

Luego, los investigadores descubrieron 51 metabolitos que tenían una relación significativa con la puntuación de -28 en la actividad de la enfermedad, o DAS28-CRP, que es el índice estándar para medir la actividad de la enfermedad en los pacientes con artritis reumatoide. Se identificó a estos metabolitos antes de hacer el control para edad, sexo y consumo de medicamentos.

Cooperación para mejorar los resultados de los pacientes

Los investigadores aseguran, el estudio resalta la colaboración fundamental entre biólogos computacionales y médicos clínicos para resolver los problemas complejos de la medicina. Asimismo, enfatizan la importancia de crear medios derivados de datos que sirvan como compañeros confiables del médico, en lugar de una tecnología que reemplace su criterio clínico.

Ambos doctores -Sung y Davis- esperan, los resultados sirvan de inspiración para estudios futuros sobre cómo es la conexión entre inflamación y dolor con metabolismo fisiológico en la artritis reumatoide. Más aún, este trabajo ofrece una visión prometedora para el diagnóstico de la artritis reumatoide solamente mediante la sangre. Esto con el propósito general de llevar a cabo evaluaciones exactas con más rapidez, menos costo e invasión mínima.

La sangre es como una gran ventana para entender la enfermedad, especialmente en aquellos casos en los que es difícil tomar una biopsia del tejido inflamado, indican los expertos. Pero, ¿Qué pasaría si se pudiese saber todo lo necesario respecto al paciente con una sola gota de sangre? Entonces, el médico clínico examinaría junto con el paciente el contenido digital y vería todo signo precoz de alarma o área que pudiera mejorar con alimentación o medicamentos.

DESCARGA LA NOTA  SÍGUENOS EN GOOGLE NEWS