4 de cada 10 pacientes con diabetes tipo 2 tienen enfermedad cardiovascular en México

 25-11-2021
Patricio Contreras

 

   

 

Crédito foto: Alan Cortés (NotiPress)

Crédito foto: Alan Cortés (NotiPress)

 

De acuerdo con los resultados del estudio internacional CAPTURE, la prevalencia de la enfermedad cardiovascular en los pacientes con diabetes tipo 2 es muy alta. Ello enciende un foco de alarma a médicos, pacientes y sistemas de salud para tomar las acciones necesarias que reduzcan este riesgo y contribuyan a salvar vidas. También es de notar, sólo 1 de cada 5 pacientes recibe tratamiento con fármacos que han demostrado tener beneficio en el área cardiovascular.

Las enfermedades cardiovasculares son la primera causa de muerte en México y en el mundo. Los infartos al miocardio y los accidentes cerebro vasculares cobran más de 17 millones de vidas al año y se estima que esta cantidad ascenderá a 23.6 millones para el 2030, según la Organización Mundial de la Salud (OMS). En nuestro país mueren más de 150 mil personas anualmente por problemas del corazón, particularmente de infarto agudo al miocardio.

El estudio internacional CAPTURE ha sido el más grande en su tipo y fue realizado por la compañía farmacéutica Novo Nordisk. Tiene el objetivo de medir la prevalencia o porcentaje de pacientes adultos con diabetes tipo 2 que tienen enfermedad cardiovascular establecida. Ello, además de evaluar el manejo que se está haciendo de ella y determinar el grado el acceso de los pacientes a tratamiento con beneficios cardiovasculares probados.

Dicho estudio tiene una importancia especial para las personas con diabetes tipo 2, al ofrecerles información actual sobre la existencia de enfermedad cardiovascular establecida y el alto riesgo de padecerla. Ello, tomando en consideración que hasta el 58% de las muertes en este grupo se deben a esta causa.

En el estudio CAPTURE, participaron casi 10 mil pacientes adultos a nivel global con diagnóstico de diabetes mellitus tipo 2, de 13 países en los 5 continentes, entre ellos México. Ello, según informó el dr José Luis Arenas León, cardiólogo clínico y director del Centro de Atención e Investigación Cardiovascular del Potosí, S.C., quien fue el líder del estudio CAPTURE en México.

Participaron 820 pacientes de México, mismos que acuden a hospitales para revisión médica y fueron seleccionados de manera aleatoria, con edad promedio de 63 años. De estos pacientes, el 52% fueron mujeres y la recolección de datos se hizo en 32 centros localizados en toda la República Mexicana durante el año 2019.

"La principal sorpresa que nos llevamos los investigadores es que la prevalencia de la enfermedad cardiovascular establecida en pacientes con diabetes mellitus tipo 2 fue muy alta. A nivel global ésta fue del 35% y en México del 36.9%, lo que equivale a tres o cuatro de cada diez pacientes", señaló el dr Arenas. Este especialista también es profesor de medicina de la Universidad Autónoma de San Luis Potosí y director médico del Hospital Ángeles de San Luis.

Según indicó el especialista, la enfermedad cardiovascular incluye a enfermedades que causan oclusión vascular como la aterosclerosis y que provoca infartos del corazón. Además está la enfermedad vascular cerebral oclusiva o hemorrágica y la enfermedad arterial periférica detrás del pie diabético y amputaciones. Finalmente, la obstrucción de las arterias carótidas, las cuales envían la sangre al cerebro. "Estas enfermedades de tipo ateroscleroso abarcaron el 85% de los casos y entre ellas el infarto del corazón fue el más prevalente de todos, con el 15% - 16% de los casos", continuó el especialista.

Existen también otras enfermedades cardiovasculares que fueron consideradas en el estudio CAPTURE, como la insuficiencia cardiaca, con 8% de prevalencia en los pacientes mexicanos. También las arritmias, entre las cuales la fibrilación auricular tuvo mayor prevalencia, con un 5% de los casos.

"Esto es un reflejo de lo que sucede no sólo en los pacientes con diabetes, sino en la población general. Ya que el infarto del miocardio y las enfermedades que se asocian con él siguen siendo la principal causa de muerte a nivel mundial. Y nuestro país vive la misma realidad", subrayó el dr Arenas.

"Los resultados del estudio CAPTURE nos hablan de que, al igual que el control de la diabetes, la reducción del riesgo cardiovascular es de importancia significativa para los pacientes. Ello hace necesario el acceso a terapias que, además de un control glucémico eficaz, contribuyan a la reducción del riesgo cardiovascular", indicó el especialista en cardiología clínica.

Actualmente existen en el mercado dos clases terapéuticas de medicamentos que han demostrado beneficios cardiovasculares, entre ellos los agonistas del receptor GLP-1 como liraglutida. Además del control glucémico, han demostrado una significativa reducción del riesgo cardiovascular, así como del peso corporal de los pacientes.

"Respecto al tratamiento de la diabetes tipo 2, otro hallazgo del estudio CAPTURE que requiere especial atención fue la baja proporción de los pacientes que utilizaban medicamentos con beneficios cardiovasculares probados. Solamente 1 de cada 5 pacientes (20%) recibía el tratamiento adecuado para evitar el riesgo cardiovascular en el momento del estudio", indicó el director del Centro de Atención e Investigación Cardiovascular del Potosí, S.C.

CAPTURE también midió el riesgo cardiovascular de pacientes con diabetes tipo 2 y sin enfermedad cardiovascular establecida. En estos pacientes, que totalizaron aproximadamente 65%, se encontró que el 20% tenía un alto riesgo de enfermedad cardiovascular. Estos vivían con condiciones como obesidad, hipertensión, tabaquismo y sedentarismo, cuya prevalencia es muy alta en México, lo cual enciende otro foco de alerta.

"Los resultados del estudio CAPTURE vienen a confirmar la estrecha relación que existe entre la diabetes y la enfermedad cardiovascular. Aquí el reto es prevenir el riesgo de diabetes en mayores de 18 años y con factores de riesgo como obesidad, hipertensión y triglicéridos altos, a través de revisiones médicas anuales y cambios en el estilo de vida. En los pacientes ya diagnosticados con diabetes, el reto es la prevención del riesgo de enfermedad cardiovascular y muerte con la administración temprana de los nuevos fármacos con beneficio cardiovascular probado", subrayó el Dr. Arenas.

Arenas también hizo énfasis en la necesidad de informar a los pacientes de la existencia de estas soluciones terapéuticas. Estas ya forman parte de los cuadros básicos del Instituto Mexicano del Seguro Social y del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado. Además de continuar educándoles para vivir de una manera más saludable, con una dieta equilibrada, actividad física y la eliminación del tabaquismo para prevenir una enfermedad cardiovascular. "También es importante capacitar a los médicos familiares o de primer contacto para la prescripción de estos fármacos, ya que ellos atienden al mayor número de pacientes en México. Con estas acciones y llevando los registros adecuados del comportamiento y evolución de la diabetes en los pacientes, tendremos la posibilidad de salvar cada vez más vidas", concluyó el dr José Luis Arenas.

DESCARGA LA NOTA  SÍGUENOS EN GOOGLE NEWS