El dolor crónico es un padecimiento común entre la población adulta a nivel global

 11-02-2020
Alan Hernández

 

   

 

De acuerdo con la Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos, el dolor crónico aparece de forma periódica en las personas sin que exista una causa conocida, o se produce por una patología difícil de tratar. Según la Biblioteca, la causa original puede haber sido provocada por una lesión o infección. También se considera dolor crónico a aquel cuya duración supera los seis meses. Según el Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición Salvador Zubirán a nivel mundial, entre el 10 y 55 por ciento de los adultos padecen o van a padecer dolor crónico y tan sólo en México el porcentaje es del 27 por ciento.

Con el fin de ampliar la información, NotiPress consultó a Rubén Darío Cruz, doctor en quiropráctica en entrevista exclusiva; el especialista informó acerca de los motivos por los cuales las personas sufren dolores crónicos, a lo cual dijo, "se dan principalmente como efecto secundario a un desbalance biomecánico". Asimismo, agregó, la causa principal es la subluxación vertebral, seguido de lesiones mal tratadas, tratamientos incompletos o no realizados. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), las causas que pueden provocar estos malestares son las infecciones, dolores de cabeza, problemas de espalda, cáncer, fibromialgia, artritis y daños nerviosos

Según la OMS, gran parte de los adultos mayores sufren dolor crónico. Este tipo de malestar es un problema multifactorial que incluye componentes, tanto físicos como psicológicos, por ejemplo, ansiedad, movilidad reducida, alteraciones del sueño y del apetito. Estos síntomas están relacionados con una reducción demostrable de la calidad de vida de los pacientes y a una limitación de su desempeño laboral.

Rubén Cruz mencionó la forma de prevenir los dolores. El especialista comentó, la mejor manera de controlar el dolor crónico es que el individuo se realice chequeos preventivos cada determinados meses con el quiropráctico, y manteniendo su biomecánica correctamente ajustada. De manera secundaria, realizando deporte de una manera correcta y manteniendo un peso cercano al ideal los afectados podrían disminuir o prevenir este padecimiento. Según la OMS, el médico tratante debe reconocer que el dolor es multifactorial, pues supone la interacción de factores físicos, psicológicos y sociales. También la organización menciona, los planes de tratamiento se deben desarrollar sobre la base de una buena comunicación médico-paciente y con objetivos acordados conjuntamente para tener en consideración las características de las dolencias del enfermo.

El dolor crónico no siempre es curable, pero los tratamientos pueden ayudar. En este sentido, en los hospitales especializados en dolor realizan una exhaustiva y pormenorizada exploración física por aparatos para detectar o prevenir enfermedades. Según la Clínica Nostra Senyora del Remey de Barcelona, España, los métodos más utilizados para el malestar son tratamientos con fármacos, electroestimulación percutánea de los nervios, bloqueo simpático centrales y periféricos por ecografía, infiltraciones musculares con botox y rehabilitación.